Economía

México coloca deuda por dos mil 500 millones de euros

El gobierno ofreció bonos a seis y 15 años denominados en euros con lo que "se establecieron nuevos bonos de referencia en euros a tasas de interés atractivas y cercanas a mínimos históricos", informó la Secretaría de Hacienda.
Redacción
16 febrero 2016 9:21 Última actualización 16 febrero 2016 13:37
euro

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno federal colocó este martes en el mercado internacional dos nuevos bonos de referencia por un monto total de dos mil 500 millones de euros.

La emisión estuvo compuesta por mil 500 millones de euros en bonos globales a 6 años con vencimiento en 2022 y otros mil millones de euros a 15 años con vencimiento en 2031.

“Con estas operaciones se captaron recursos por un total de dos mil 500 millones de euros, aproximadamente dos mil 800 millones de dólares”, precisó la dependencia en un comunicado.

Más temprano, Bloomberg había informado sobre la emisión y citó a una fuente que pidió no ser identificada.

“Estas colocaciones establecieron nuevos bonos de referencia en euros a tasas de interés atractivas y cercanas a mínimos históricos. Para el bono a 6 años, la tasa de rendimiento fue 1.98 por ciento, con un cupón de 1.875 por ciento. Para el bono a 15 años, la tasa de rendimiento fue de 3.424 por ciento, con un cupón de 3.375 por ciento”, detalló.

La demanda por la transacción fue de aproximadamente cuatro mil 400 millones de euros, equivalente a 1.76 veces el monto emitido, con la participación de más de 280 inversionistas internacionales, agregó.

“La amplia recepción de esta emisión en euros por parte de los inversionistas internacionales refleja su confianza en las finanzas públicas nacionales y demuestra la diferenciación de México respecto a otros países emergentes en este entorno global complejo y volátil”, dijo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

La transacción, según Hacienda, cubre gran parte (más del 80 por ciento) de las necesidades de financiamiento externo de mercado del gobierno federal, amplía la base de inversionistas y preserva la diversidad del acceso al crédito en los mercados financieros internacionales y establece nuevos bonos de referencia para desarrollar y dotar de liquidez la curva de rendimientos en euros.