Economía

México puede aspirar
a un crecimiento de 4%
en 2017: CCE

El combate a la corrupción e inseguridad, así como concretar inversiones en el sector energético, ayudarían a incrementar el PIB para que crezca 4 por ciento en 2017, indicó Juan Pablo Castañón, presidente del CCE.
Leticia Hernández
13 diciembre 2016 18:46 Última actualización 13 diciembre 2016 18:46
zócalo

(Bloomberg)

La cúpula empresarial estima que la economía del país podrá crecer
2 por ciento en 2017, pero existen cartas bajo la manga que podrían sumar crecimiento al país y son las inversiones en el sector energético y la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción.

Según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), se podría sumar entre 0.5 y 1.0 puntos al PIB si se concretan inversiones en el sector energético, y si se combate corrupción e inseguridad se puede aspirar a otros dos puntos más en el crecimiento del PIB para llegar a un 4 por ciento que tanto beneficiaría el desarrollo del país.

"La corrupción en el mejor de los análisis puede generar un 1 por ciento de crecimiento en el PIB en todo el país y si le aunamos que la seguridad, según el INEGI es el 0.77 por ciento del costo directo para las empresas, entonces si se atiendan podemos aspirar a un crecimiento de 1 o 2 por ciento adicional", indicó Juan Pablo Castañón, presidente del CCE.


Señaló que se puede aspirar a estar cerca del 4 por ciento que México requiere para generar progreso, empleo y desarrollo porque significa productividad y oportunidad para que las empresas que puedan trabajar con seguridad, el gran tema para el 2017.

Durante reunión con medios, identificó el tema de la Seguridad como el mayor reto para el próximo año, siendo junto con la corrupción problemas horizontales que afectan movilidad y desarrollo de personas y productos,

“Si logramos vencerlos seremos más atractivos para la inversión y generación de nuevos empleos para México. Si las empresas podemos trabajar con seguridad podemos generar entre 1 y 2 puntos del PIB adicionales al esfuerzo económico que hagamos”, dijo.

Durante reunión con medios identificó varios retos para el primer cuatrimestre del año: trabajar en la relación bilateral con Estados Unidos, que Petróleos Mexicanos continúe con su reestructura, que se concreten inversiones en el sector energético y que las Pequeñas y Medianas empresas puedan ser certificadas para ser integradas a las cadenas productivas en materia de energía.

Señaló que está la expectativa de ver inversiones anunciadas ya para las Zonas Económicas Especiales, que generen movimientos económicos en el sur – sureste del país.

“México sigue siendo muy atractivo para inversionistas internacionales, de Europa, Asia y Oceanía”, apuntó.