Economía

México prevé elevar su
producción de maíz a
24 millones de toneladas

El aumento en la producción de maíz blanco y amarillo, equivaldría a un 6 por ciento en el ciclo 2014/15 y tiene como fin reducir la importación del grano de Estados Unidos; las nuevas hectáreas se están sembrando en estados como Jalisco, Guanajuato y Sinaloa.
Reuters
18 marzo 2015 19:13 Última actualización 18 marzo 2015 19:14
Etiquetas
[Bloomberg] México espera producir 22.45 millones de toneladas de maíz en el 2013, un 5.2% más que en el año previo. 

México espera incrementar su producción de maíz blanco y amarillo a 24 millones de toneladas para el ciclo 2014/15. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- México espera elevar ligeramente su producción de maíz en el presente ciclo agrícola a 24 millones de toneladas, y aunque ésta seguirá siendo mayoritariamente de grano blanco prevé elevar la de amarillo, dijo el miércoles un funcionario de alto nivel.

El país estima aumentar su producción del cereal en un 6 por ciento en el ciclo 2014/15 y reducir en alrededor de 1.5 millones de toneladas -casi 16 por ciento- sus importaciones de maíz amarillo desde Estados Unidos porque destinará mayor superficie a la siembra de este tipo de grano.

"Tenemos ya este año 2014/2015 y primavera-verano 2014 como 200 mil hectáreas que se pasaron de maíz blanco a amarillo", dijo el subsecretario de Agricultura, Jesús Aguilar Padilla, en entrevista con Reuters.

Estas nuevas hectáreas a maíz amarillo se están sembrando en los estados de Jalisco y Michoacán, en el occidente del país, Guanajuato, en el centro, y Sinaloa, el mayor productor del ciclo otoño-invierno.


México, un importante productor de maíz pero que perdió la autosuficiencia hace décadas, destina la mayor cantidad del maíz que produce a consumo humano y el grano que importa es para alimento de ganado.

Padilla dijo que de las 24 millones de toneladas de maíz, 21 serían de blanco y el resto de amarillo.

El funcionario estimó que será muy difícil que México elimine totalmente su dependencia de las importaciones pese al aumento en la producción y deberá encontrar un equilibrio en ambas fuentes de abasto.

"Hay que combinar los instrumentos (importaciones y producción doméstica) porque nunca vamos a ser superavitarios en maíz amarillo, la demanda pecuaria es tan grande que vamos a ocupar de las dos", manifestó.

"Vamos a impulsar mucho la reconversión de blanco a amarillo pero vamos a tener un límite. En el mejor de los casos estaremos llegando a cuatro, cinco millones de toneladas, vamos a tener que importar el otro 50 por ciento de cualquier manera", añadió.