Economía

México preparado para enfrentar efectos de alza de Fed: Merrill Lynch

El banco de inversión Merrill Lynch estimó que los sólidos fundamentos de México le permitirán enfrentar la volatilidad que podría generar el alza de tasas de la Fed de Estados Unidos.
Notimex
17 diciembre 2015 14:37 Última actualización 17 diciembre 2015 14:54
Etiquetas
DF

(Bloomberg)

NUEVA YORK.- Debido a los sólidos fundamentos de su economía, México se encuentra “bien preparado” para enfrentar la volatilidad que podría generar el alza en la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, apuntó el banco de inversión Merrill Lynch.

El banco asentó que el alza de interés de 25 puntos porcentuales base “estrechará las condiciones financieras, lo que es un riesgo para el crecimiento y mantendrá la volatilidad financiera”, aunque explicó que México superará estos efectos debido a los fundamentos” de su economía.

La Fed anunció el pasado miércoles un aumento de un cuarto de punto porcentual en la tasa de fondos federales, el primer incremento desde junio de 2006.


La tasa de fondos federales, que sirve de referencia a las tasas de la banca comercial, se ubicó así en una tasa de 0.25 a 0.50 por ciento.

Merrill Lynch
sostuvo que el Consejo de Estabilidad Financiera concluyó que el sistema financiero de México es “sólido” y tiene la liquidez suficiente para enfrentar una “relativamente amplia” volatilidad financiera debido a bancos bien capitalizados.

En un comunicado, el banco explicó que el crecimiento económico de Estados Unidos, que prevé de 2.4 por ciento para 2016, ayudará a moderar el impacto negativo para México del alza en las tasas de interés, siempre y cuando el ritmo posterior de incrementos de parte de la Fed sea gradual.

Merrill Lynch explicó que aunque México podrá sortear los efectos del alza de la Fed y de los bajos precios internacionales del crudo, esperaba que continuara la volatilidad, en especial en el tipo de cambio del peso.

Señaló no obstante que el efecto de los movimientos del tipo del cambio en la inflación ha sido muy bajo durante más de una década, y que la inflación de 2.3 por ciento anual está muy por debajo del objetivo de tres por ciento, lo que da espacio a Banxico para moderar sus alzas de interés.

México además tiene bajos niveles de apalancamiento respecto de otros gobiernos, debido a que la deuda pública es de 42 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), e incluso tomando en cuenta a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad la deuda es menor a 50 por ciento del PIB.

Asimismo, enumeró entre los aspectos positivos de la economía de México que la mayor parte de la deuda del país es local, así como las reservas internacionales de 172 mil millones de dólares y las líneas de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Subrayó además que la cuenta corriente tiene un déficit moderado, de alrededor de tres por ciento del PIB, que fue beneficiado por las ganancias de las coberturas del precio del crudo por seis mil millones de dólares obtenidas este mes.

Merrill Lynch consideró que las reformas están lentamente ayudando a la economía mexicana”, y que la Ronda 3.1 de proyectos energéticos fue “un éxito” pese a los bajos precios del crudo. Asimismo los precios de la energía y las telecomunicaciones van a la baja debido a las reformas.

El banco advirtió que la mayoría de riesgos de México son básicamente externos, de acuerdo con el banco de inversión, similares a los enfrentados por otros mercados emergentes y derivados de una posible profunda devaluación del yuan.

Apuntó que el reto local más inmediato es que extranjeros poseen cerca de 60 por ciento de los bonos locales de deuda, lo que puede afectar aún más el equilibrio fiscal”.