Economía

México pierde atractivo fiscal y desplaza
las inversiones

La desaparición del anonimato en pago de impuestos por cuentas en el extranjero, así como de la deducción de prestaciones sociales de los trabajadores han desincentivado las inversiones en el país y han afectado a sectores como el automotriz.
Dainzú Patiño
06 marzo 2015 0:35 Última actualización 06 marzo 2015 5:5
Armadora

La baja en inversiones en el país puede afectar a sectores como el automotriz. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La desaparición de incentivos fiscales como el anonimato para el pago de impuestos por cuentas en el extranjero, además de las bajas tasas de impuestos para repatriar capital que se eliminaron el año pasado, representan un menor atractivo para las inversiones en México.

Adicionalmente, y como parte de la reforma fiscal aprobada en 2013 desapareció la opción de deducir de manera acelerada nuevas inversiones en bienes de capital.

Las limitaciones a la deducción de prestaciones sociales de los trabajadores es un tema que también desincentiva las inversiones, sobre todo en sectores intensivos en mano de obra, como el automotriz, dijo Agustín Vargas, socio líder de impuestos corporativos de KPMG.


“El tema no deja de ser preocupante. Los inversionistas están atentos a lo que pueda pasar en el corto plazo. Aunque hay un acuerdo de certidumbre tributaria, no impide que se puedan revisar los beneficios fiscales, subsidios u otros temas que pudieran incentivar la inversión, señaló.

Carlos Cárdenas, especialista en materia fiscal explicó que ante la falta de incentivos para los inversionistas, destinos como Costa Rica, El Salvador y Panamá son competencia para México, en vista de que construyen parques industriales en territorios libres de impuestos. Principalmente, para satisfacer la demanda de las empresas que atienden al mercado norteamericano.

Apuntó que parte del crecimiento industrial de Corea del Sur se debió a una gran pila de incentivos para promover la inversión extranjera hace 10 años, mientras que México se quedó rezagado y perdió inversiones.

En otros países hay incentivos fiscales a niveles federal y estatal, en los estados mexicanos “existen poco o nada de incentivos, tienen facultades para promoverlos, pero no las ejercen”, dijo Cárdenas.