Economía

México no puede y no necesita, replicar reforma fiscal de EU: CEESP

La certeza jurídica que logre otorgar el país a la inversión será el principal blindaje de la economía sin necesidad de buscar replicar la política fiscal estadounidense.
Leticia Hernández Morón
30 abril 2017 16:13 Última actualización 01 mayo 2017 8:0
DINERO

Dinero

La certeza jurídica que logre otorgar México a la inversión será el principal blindaje de la economía haciéndola menos vulnerable al exterior, señala el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), sin necesidad de buscar replicar la política fiscal que Estados Unidos planea implementar.

En su análisis semanal de economía, señala que la propuesta de reforma fiscal en EU difícilmente será suficiente para dinamizar las inversiones debido a que se fijaría límite de tiempo, probablemente de dos años y esto para las empresas no significa una razón para comprometer decisiones de inversión sin la certeza de que habrá continuidad en esas medidas en el mediano y largo plazo.

En México, además de que no hay espacio fiscal para igualar las medidas, el CEESP considera que tampoco se requiere. Lo que es necesario es reforzar la certeza jurídica como el principal blindaje.

“Nuestra fortaleza interna que viene mejorando, nos hará menos vulnerables al exterior, si reforzamos la certeza jurídica en nuestro país, ese será nuestro principal blindaje. La propuesta del Presidente Trump no puede ofrecer esa certeza”, señala en su análisis.

Si bien los principales indicadores macroeconómicos muestran una modesta mejora, se deben redoblar esfuerzos en materia del combate a la corrupción, la inseguridad y la impunidad, que siguen fortaleciéndose como factores que pueden inhibir un mayor ritmo de crecimiento de la actividad económica del país.

Escándalos de malversación de fondos por parte de Gobernadores y de otras autoridades de todos niveles, además de la tibia acción en contra de ello, ha llevado a que en la percepción internacional México sea uno de los países con peor calificación en estos temas como lo refleja Transparencia Internacional en su reporte en 2016 en donde México se ubicó en la posición 123 de un universo de 176 países, 28 lugares por debajo de su posición previa.

“Es fundamental tener en mente que la vulnerabilidad al exterior, depende de nuestra fortaleza interna”.


La propuesta fiscal estadounidense consiste en una reducción de 20 puntos a la tasa impositiva corporativa, que pasa de 35 a 15 por ciento y que incluye todo tipo de negocios, desde los más pequeños hasta los más grandes. Para las familias se incrementan los montos deducibles y también se reduce la tasa máxima de casi 40 a 35 por ciento. Se contempla también un solo impuesto, de una vez por todas, a la repatriación de fondos en el exterior y, en principio, los ingresos o utilidades por exportaciones estarían exentos del pago de impuestos.

Cálculos del CEESP indican que este paquete podría implicar la pérdida de ingresos para el Tesoro de Estados Unidos de aproximadamente doscientos mil millones de dólares al año, lo que en 10 años, que es lo que normalmente duran las modificaciones fiscales, representaría una pérdida de dos billones de dólares que representan una pérdida de 5 por ciento de la recaudación en ese periodo.