Economía

México no está contaminado por el exterior: Banorte

Las carteras de crédito y la captación de recursos son factores evidentes de que los fundamentales mexicanos están sólidos, pese a los factores externos como el Brexit, estimó Marcos Ramírez Miguel, director general del Grupo Financiero Banorte.
Jeanette Leyva
24 julio 2016 21:27 Última actualización 25 julio 2016 5:0
Banorte. (Eladio Ortiz)

El grupo financiero se encuentra en el proceso de alcanzar su meta de crecimiento establecida para el 2020. (Eladio Ortiz)

Pese a que se ve un futuro incierto a nivel internacional por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el menor crecimiento de Estados Unidos, México debe explotar que de momento no está contaminado “ni creo que se contamine por esos eventos” porque los fundamentales están fuertes, afirmó Marcos Ramírez Miguel, director general del Grupo Financiero Banorte.

En entrevista con El Financiero, el directivo consideró que justo en estos momentos es cuando se percibe que hay fundamentales macroeconómicos fuertes, y un ejemplo es que las carteras de crédito y captación van en aumento.

“El país a nivel macro no tiene deudas grandes, está funcionando bien, mientras los fundamentos están bien, nos tiene que ir bien y hay la gran ventaja de que México tiene gran camino por recorrer porque todavía no hay muchos bancarizados”.

Los bancos y el mundo no garantizan que dos buenos trimestres logren todo el objetivo, mi preocupación es seguir dando buenos resultados

Ramírez Miguel, reconoció que si bien los números macroeconómicos se ven positivos, la percepción de la población es distinta.

“Los mexicanos somos muy autocríticos lo cual está bien, pero los números del país muestran que se está bien, y el crecimiento tan fuerte que estamos teniendo de nuestra cartera no es que creamos que se va a dar, se está dando en estos momentos y no veo cómo se vayan a frenar de golpe porque la dinámica del país está activa”.

Ejemplificó que los planes para financiar proyectos por parte del banco “lejos de haber disminuido se están incrementado, estamos viendo a muchas empresas que sí nos están demandando crédito y como banco tenemos la capacidad de ver hacia adelante y anticipándonos a lo que nos van a pedir”.

Indicó que tanto la confianza de las personas en la captación como la demanda de crédito muestra una cadena de transmisión sana en todo el sistema bancario, “la banca lejos de ser un freno seremos un gran detonante del crecimiento”.

El apetito de crédito se ha centrado de manera importante en materia de infraestructura, desde carreteras, hoteles, naves, energía, entre otros, aseguró.

Los recortes presupuestales del gobierno, estimó se han compensado de parte de la demanda de crédito de las empresas que están activas en invertir en el país.