Economía

México no es "puerta trasera" para productos chinos: Guajardo

El secretario de Economía dijo que en la renegociación del TLCAN esperan alcanzar un acuerdo que beneficie a todos y que, en caso de que eso no ocurra, revertirían las tarifas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para las exportaciones a EU.
Reuters
06 junio 2017 10:19 Última actualización 06 junio 2017 10:20
Ildefonso Guajardo

Ildefonso Guajardo

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo este martes que los términos originales del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) pueden mejorarse, pero que su país no es la "puerta trasera" para que los productos chinos ingresen a Estados Unidos.

En una entrevista en vivo con la cadena de televisión CNBC, Guajardo también declaró que cree que existen argumentos para pensar que el TLCAN puede ser renegociado en beneficio de Estados Unidos, Canadá y México.

Afirmó, sin embargo, que el "plan B" para México consistiría en revertir las tarifas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para las exportaciones a Estados Unidos, como el arancel de 2.5 por ciento sobre los envíos de autos de pasajeros.

"Obviamente, (es) un poco más costoso, pero no es el fin del mundo", declaró.

"Esta idea de que México está siendo utilizado como una puerta trasera de importaciones chinas en Estados Unidos no es la correcta", aseveró.

Bajo los términos actuales del TLCAN, los vehículos motorizados deben contar con 62.5 por ciento de piezas fabricadas en alguno de los tres países, una cifra que según el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, es muy baja y permite que demasiados productos de otras regiones se beneficien del pacto comercial libre de aranceles.

Guajardo advirtió que elevar demasiado el porcentaje de partes o piezas manufacturadas en Norteamérica podría hacer a la región menos competitiva.

"Podemos hacer un esfuerzo por reforzar eso, no hay dudas al respecto. Pero si uno va demasiado lejos, podría estar disparándose a sí mismo, porque pierde competitividad", afirmó.

Se prevé que la renegociación para modernizar el TLCAN comience después del 16 de agosto, al final de un periodo de consultas del Gobierno estadounidense con legisladores, industrias y la opinión pública.