México mejoró como economía inclusiva: WEF
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México mejoró como economía inclusiva: WEF

COMPARTIR

···
Economía

México mejoró como economía inclusiva: WEF

México se colocó en el sitio 24 de 74 del Índice de Desarrollo Inclusivo del Foro Económico Mundial, superado por Panamá, Uruguay y Chile como los países más inclusivos de América Latina.

Redacción
23/01/2018

México avanzó como economía inclusiva en el último año, según muestra su avance en el Índice de Desarrollo Inclusivo (IDI), del Foro Económico Mundial (WEF), al sitio 24 desde el 29 el año pasado, dentro del grupo de 74 países que conforman la categoría de Economías Emergentes y en Desarrollo, superado por Panamá, Uruguay y Chile como los países más inclusivos de América Latina.

El crecimiento inclusivo puede considerarse como una estrategia para aumentar la medida en que el rendimiento de la economía se traduce en una amplia expansión de oportunidades económicas y prosperidad; sin embargo, también considera la medida en la que el círculo virtuoso está influenciado por una mezcla de diversos aspectos estructurales e institucionales de la política económica y sobrepasa las áreas de educación y redistribución para aminorar la desigualdad, señala el reporte.

El IDI evalúa cada año el desempeño económico de 103 países divididos en Economías Avanzadas y Economías Emergentes y en Desarrollo. Analiza el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), más otras once dimensiones del progreso económico como empleo, productividad laboral; salud y esperanza de vida, ingreso medio de los hogares, ingreso según el Coeficiente de Gini, tasa de pobreza; ahorro neto ajustado, deuda pública e intensidad de carbón como proporción del PIB; todos estos a través de tres grandes pilares: Crecimiento y desarrollo; Inclusión y Equidad Intergeneracional y Sustentabilidad de recursos naturales y financieros.

“El desempeño de México, ubicándose en el puesto 24 entre las economías emergentes, se debe a su puntaje más alto en Equidad Intergeneracional y Sostenibilidad. El país se desempeña comparativamente bien en general en factores de Crecimiento y Desarrollo, ubicándose en el lugar 13 entre 74 economías emergentes”, señala el reporte.

Entre las economías emergentes, Lituania, Hungría y Azerbaiyán son los países más inclusivos con puntuaciones de 4.86, 4.74 y 4.69 puntos. México tuvo un puntaje de 4.12. El país ha mejorado la tasa de ahorro y reporta baja intensidad de carbono en la producción nacional, detalla el documento sobre México y lo ubica en el quintil superior entre los países de América Latina en términos de productividad laboral.

“En contraste, las medidas de inclusión ilustran altos niveles de disparidades económicas, aunque se han reducido en los últimos cinco años. Con el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte pendiente en la balanza, el resultado de las negociaciones puede tener algún impacto en los factores de Crecimiento y Desarrollo en México”, advierte el WEF.

Estados Unidos en riesgo de retroceder

Estados Unidos se mantuvo en el sitio 23 en el Índice de Desarrollo Inclusivo (IDI), dentro del grupo de 29 economías avanzadas con un desempeño entre sus indicadores desigual que hasta ahora ha podido balancear pero que con la reforma fiscal se abre la posibilidad de un deterioro que acreciente las diferencias entre la población, advierte el Foro Económico Global.

En el IDI 2018, aspectos relacionados a crecimiento y desarrollo impulsaron el marcado para compensar la caída en áreas como inclusión económica, tasa de pobreza, nivel medio de ingresos de los hogares y arrojar un marcador de 4.6 puntos.

“Lamentablemente, las recientes reformas fiscales presentadas por la actual administración probablemente aumentarán el tamaño de la deuda pública del país y, a la larga, ampliarán las desigualdades económicas y sociales”, advierte el informe.

Estados Unidos tuvo un desempeño relativamente mejor en las medidas de PIB per cápita, productividad laboral y empleo, todas las cuales han mejorado en los últimos cinco años. Sin embargo, hay aspectos como el que la esperanza de vida promedio saludable se encuentre entre las más bajas en las economías avanzadas, “Lo que indica la necesidad de abordar desafíos más amplios con respecto al acceso a la atención médica, la educación y las oportunidades económicas”, explica el informe.

Según el WEF, Estados Unidos se rezaga entre están las economías avanzadas en inclusión económica, su tasa de pobreza se mantiene entre las más altas con un 16.3 por ciento, solo superada por Israel y el nivel medio de ingresos del hogar también ha disminuido.

Noruega, el más inclusivo

El país más inclusivo en el mundo por segundo año consecutivo es Noruega, tuvo un marcador de 6.08 puntos en el Índice de Desarrollo Inclusivo (IDI), seguido de Islandia y Luxemburgo con puntuaciones de 6.07 puntos cada uno.

“Las sociedades que han tenido éxito en construir una clase media robusta y reducir la pobreza y la marginación social han tendido a crear instituciones económicas efectivas e incentivos políticos en muchas de estas áreas, al tiempo que siguen políticas macroeconómicas sólidas y reformas que mejoran la eficiencia a lo largo del tiempo”, señala el informe presentado en Davos, Suiza como parte de los trabajos de la 48 Reunión Anual del WEF.

Ante las fluctuaciones en la producción de petróleo y gas, Noruega puso en marcha políticas fiscales estrictas para impulsar el crecimiento económico en el sector no petrolero y ha logrado tener el segundo PIB per cápita más alto, la cuarta productividad laboral más alta y la quinta tasa de empleo más alta entre las economías avanzadas.

La visión a largo plazo de Noruega para una economía sostenible e inclusiva se evidencia en la baja desigualdad de ingresos, los altos estándares medios de vida y las bajas emisiones de carbono. Aunque tiene uno de los niveles más altos de desigualdad de riqueza en su grupo de Economías Avanzadas, según el WEF se explica por sus programas de seguridad social robustos y generosos sobre pensiones, educación y vivienda pública, lo que crea una disparidad en los activos financieros personales.

“En general, Noruega se desempeña excepcionalmente bien en la promoción del crecimiento y el desarrollo inclusivos a pesar de haber disminuido ligeramente esta medida en los últimos cinco años”, señala el WEF.

,