Economía

México está listo para el TPP, asegura Guajardo

El titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, destacó que se han analizado formas de incorporar a la pequeña y mediana industria en el sector energético, rezagadas después de la firma del TLC.
Eduardo Aguilar
27 enero 2016 11:24 Última actualización 27 enero 2016 11:51
Ildefonso Guajardo

(Bloomberg)

México está realizando las reformas necesarias para permitir eficiencia en la participación económica previo al Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico dijo el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, en el marco de la inauguración de la Conferencia sobre Comercio, Desarrollo y Contenido Nacional.

El secretario estimó especialmente importantes los precios competitivos de gas y electricidad, la expansión de infraestructura en todo el territorio nacional, y los mercados competitivos de insumos estratégicos, sobre todo telecomunicaciones.

Durante su discurso resaltó que el emparejamiento del campo de competencia es fundamental, por lo cual se han analizado formas de incorporar a la pequeña y mediana industria en el sector energético, pues consideró que estas fueron rezagadas de la construcción de cadenas de valor después de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC).


Guajardo dijo que el primero de enero de 1994, fecha de entrada en vigor del TLC, hacían falta reformas energéticas, financieras, laborales y de competencia, por lo cual esta vez se buscó revertir el modelo.

A pesar de esto, tras el TLCAN, México multiplicó por ocho sus exportaciones: hoy comercia 800 mil millones de dólares, con lo cual su importancia en el PIB pasó de 35 por ciento a 62 por ciento.

Sin embargo, la falta de un terreno parejo rezagó a pequeñas y medianas empresas en la construcción de cadenas de valor. Tras este tratado, se busca alcanzar un alto porcentaje de contenido nacional.

"Sin duda que el tema de contenido nacional desde la perspectiva mexicana, aún en el más reciente tratado, establece claramente en los capítulos respectivos a petróleo y electricidad que estamos cubriendo el mandato legal del Congreso de establecer un contenido nacional inicial de 25 por ciento incremental en 10 años hasta el 35", dijo el secretario.

Guajardo consideró que la apertura tardía del mercado energético mexicano tiene muchas desventajas, pero que la principal ventaja se encuentra en la capacidad de analizar otros mercados para descubrir aciertos y errores para aprender de esas prácticas. En este sentido aclaró que el modelo inicial para México es Noruega, donde se ha alcanzado 70 por ciento de contenido nacional.

El secretario apuntó también que la industria automotriz es un caso de éxito en el mercado mexicano, pues fue lo suficientemente flexible para permitir la importación de países que no tenían tratados de comercio con México, siempre y cuando la generación de divisas fuera equivalente a la demanda de importación.

"Esa flexibilidad para que cada agente económico tome decisiones permite una mayor eficiencia de competitividad en un sector estratégico", resaltó. "De haber iniciado muy elementalmente, con muy bajo contenido nacional, hoy tiene un contenido promedio del 60 por ciento".

Guajardo adelantó que la liberación del sector favorecerá a estados como Tabasco y Campeche, que no han recibido beneficios de ser los depositarios de la riqueza energética del país.

: