Economía

México, entre los favoritos para invertir a mediano plazo: PineBridge Investments

La firma prevé que la alta rentabilidad del país se verá hasta dentro de una década, pero durante estos años, la inversión productiva trabajará en el país.
Clara Zepeda
10 julio 2014 14:27 Última actualización 10 julio 2014 14:27
[El tipo de cambio peso/dólar cerró en su nivel más alto desde el 3 de septiembre de 2013. / Bloomberg / Archivo] 

[El tipo de cambio peso/dólar cerró en su nivel más alto desde el 3 de septiembre de 2013. / Bloomberg / Archivo]

México será parte de un puñado de economías favoritas para invertir en el mediano plazo, no sólo en activos de cartera, sino también de inversión productiva, afirmó PineBridge Investments.

A raíz de que los mercados financieros van un paso adelante, México se está diferenciando de entre los mercados emergentes, aprovechando el cambio de modelo económico de China de crecer internamente y de las dificultades económicas que enfrenta Brasil, y tiene en espera a empresas e inversionistas internacionales para participar en el país.

Durante la mesa redonda "¿Qué hace a México un mercado atractivo hoy?", organizada por PineBridge Investments, Michael Kelly, director global de Estrategia de Distribución de Activos de la firma neoyorquina, aseguró que el "Mexican Moment" continúa, sólo hay que ser pacientes para que la inversión comience a llegar a territorio nacional.


"Los mercados van un paso adelante, no sólo por las reformas, que ciertamente dan un gran apoyo, pero México está dentro de los tres mercados más atractivos para PineBridge, que son Japón, México e India".

El directivo de PineBridge Investments, firma global de gestión de diversas clases de activos (renta fija, private equity e inversiones alternativas), prevé que la alta rentabilidad de México se vería hasta dentro de una década, pero durante estos años, la inversión productiva trabajará en el país.

David Jiang, director del Consejo de PineBridge Investments, aclaró que el optimismo sobre México está fundamentado en las expectativas de crecimiento de mediano plazo, las cuales son muy buenas, pese a los pendientes de estado de Derecho e inseguridad en el país.

Por su parte, Stacy Steimel, director global de Portafolios de América Latina de la firma con sede en Nueva York, pronosticó que las reformas le traerán unos 100 o 200 puntos base adicional al crecimiento económico de México, lo que le daría una tasa del PIB de alrededor de 4 a 5 por ciento hacia el 2018.

Y es que, declaró, se empiezan a formar vínculos entre los países y empresas. "Empieza a haber historias interesantes, como los vínculos entre Colombia y México, que tienen una historia energética muy similar".

CREAR VÍNCULOS

De acuerdo con Alejandro Rodríguez, director de Grupo de Fondos Privados en México, desde hace seis meses se empezó a observar que las empresas internacionales comienzan a planear una inversión en México.

"Aún no hay nada concreto hasta que haya certidumbre en las leyes secundarias, pero las empresas (nacionales y extranjeras) empiezan a hablar entre ellas y crear vínculos para después asociarse", detalló Rodríguez.

Añadió que la reforma energética es el foco, pero los fondos de PineBridge Investments, también observa los sectores como telecomunicaciones, salud, educación, servicios financieros no regulados, entre otros.

Sin embargo, el directivo en México reconoció que la reforma energética traerá oportunidades importantes.

"Tan sólo en gasoductos se tiene contemplada una inversión de 13 mil millones de dólares para la construcción de 10 mil kilómetros de gasoductos para el 2018. Si nos vamos a otras ramas de exploración, extracción, aguas profundas, el crecimiento podría ser exponencial".

En relación a los CKDes que colocaron en la BMV hace dos años, está esparciendo recursos en cinco fondos de capital privado, en donde en tres meses ya habrán comprometido 75 por ciento de los recursos que levantaron del mercado.

PineBridge Investments administra 76 mil millones de dólares de activos a nivel global, de los cuales dos mil millones están en América Latina. En México se contabilizan 300 millones de dólares.