Economía

México, en últimos lugares de tecnología limpia: IMCO

Sólo el dos por ciento del presupuesto federal invertido en investigación y desarrollo se destina a tecnologías limpias, además de que hay poca especialización en estos temas en los programas académicos, señaló el IMCO.
Isabel Becerril
03 marzo 2015 18:41 Última actualización 03 marzo 2015 18:41
clean tech

El IMCO presentó hoy el informe Cleantech 2015. (Tomado de @imcomx)

CIUDAD DE MÉXICO.-México se encuentra en los últimos lugares en cuanto a tecnologías limpias, esto debido a que las políticas públicas están desvinculadas, por lo que no han tenido un impacto para promover la innovación en este rubro, afirmó Juan Pardinas Carpizo, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)

Además, señaló que otro factor es que predomina un bajo cumplimiento de la regulación ambiental, así como un seguimiento limitado, por lo que "son pocas las sanciones que se aplican por su cumplimiento y también existen incentivos perversos que retrasan la adopción de estas tecnologias".

Al presentar el informe de Cleantech México 2015, el director general del IMCO afirmó que para fomentar el emprendedurismo en tecnologías limpias, hacen falta incentivos y vínculos entre la academia y la industria, ya que sólo el 2 por ciento del presupuesto federal invertido en investigación y desarrollo se dedica a tecnologías limpias, además de que existe poca diversidad y casi nula especialización de programas académicos con el sector, añadió.


Pardinas Carpizo expuso que son poco los incentivos para el desarrollo, protección y comercialización de la propiedad, además faltan instrumentos financieros adecuados para el desarrollo y escalamiento de las tecnologías limpias, 60 por ciento del financiamiento disponible para empresas de reciente creación proviene del gobierno federal, sin embargo estos recursos sólo representan 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) invierten, en promedio, aproximadamente del 2.4 del PIB.

Asimismo, indicó que de acuerdo al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático. (INECC), el desarrollo y adopción de tecnología limpia puede conducir a una reducción de hasta 180 millones de toneladas de CO2e antes del año 2020.

Subrayó que esa reducción, según en INECC, podría ir acompañada de un ahorro estimado en mitigación de aproximadamente de 2 mil 800 millones de dólares.

Puntualizó que entre las acciones para detonar la demanda de tecnologías limpias, hay que actualizar la regulación ambiental, por ejemplo los estándares ambientales para el manejo de residuos, eficiencia energética, energías renovables y aguas residuales; hay que maximizar la inversión en energías limpias, por ejemplo a través de incorporar consideraciones específicas para generación distribuida dentro de los certificados de energía, además de que hay que robustecer la vigencia de las regulaciones dando autonomía financiera e institucional a la PROFEPA, así como mayores atribuciones para sancionar.

De igual forma hay que desacoplar subsidios la explotación indiscriminada de los recursos naturales (subsidio eléctrico para el bombeo de agua agrícola), expuso