Economía

México, en el 'top ten' de países emergentes con un ambiente favorable para la inclusión financiera

De acuerdo con un análisis realizado por The Economist Intelligence Unit, México es uno de los países que trata de atender una mayor proporción de la población de bajos ingresos y alentar el uso de dinero electrónico.
Jassiel Valdelamar
26 octubre 2016 19:53 Última actualización 27 octubre 2016 0:27
CDMX

(Especial)

Gracias a los avances regulatorios que ha impulsado el gobierno, México ocupa el décimo lugar entre 55 economías emergentes como el país con un mejor entorno para la inclusión financiera, de acuerdo con un análisis realizado por The Economist Intelligence Unit.

En su reporte “Microscopio Global 2016”, elaborado con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro para la Inclusión Financiera, destaca a México como uno de los países que trata de atender una mayor proporción de la población de bajos ingresos y alentar el uso de dinero electrónico, priorizando sus pagos de transferencias por medio de servicios digitales a particulares.

“Por ejemplo, en México, el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) realiza pagos digitales a 6.5 millones de beneficiarios de transferencias sociales como parte del programa Oportunidades, empleando la red estatal de tiendas comunitarias Diconsa como parte de su mecanismo de distribución”, indicó.


 Si bien destaca que el país se ubica en el puesto número 10 de las economías emergentes a nivel global, este retrocedió dos posiciones en comparación con el reporte del 2015. En tanto, dentro de América Latina y el Caribe, México se coloca en el cuarto sitio, sólo superado por Colombia, Perú y Chile.

En cuanto a la regulación de seguros dirigidos a poblaciones de bajos ingresos, el análisis señala que este tema se encuentra en una etapa relativamente temprana de desarrollo, con un puntaje promedio general de solo 37 de 100, aunque algunos países como México tienen una clasificación más alta.

El Microscopio evalúa el ecosistema regulatorio para la inclusión financiera de las economías en desarrollo a nivel global, mediante la evaluación de 12 indicadores en un panorama más amplio de inclusión financiera.