Economía

México debe cumplir recorte al gasto para evitar rebaja de nota: UBS

Aunque considera que los objetivos fiscales del gobierno mexicano son creíbles, UBS recomendó que debe comenzar a reducir el gasto general para evitar rebajas en sus calificación crediticia.
Jassiel Valdelamar
08 diciembre 2016 18:19 Última actualización 08 diciembre 2016 19:1
DF ciudad de méxico (Cuartoscuro/Archivo)

DF ciudad de méxico (Cuartoscuro/Archivo)

Para recuperar la credibilidad y evitar una rebaja en la calificación crediticia de México en los próximos meses, el gobierno debe demostrar que puede comenzar a reducir el gasto general y Pemex necesita demostrar que puede atraer la inversión privada, de acuerdo con los economistas del banco suizo UBS.

En general, UBS cree que los objetivos fiscales del gobierno mexicano son creíbles, sobre todo porque tienen una visión más constructiva sobre el petróleo que la previsión de 42 dólares por barril incluida en el presupuesto.

“Lo que cuestionaríamos es la calidad del ajuste. El gobierno reducirá los costos administrativos y las inversiones, pero el aumento continuo del gasto se explica en gran medida por otras rúbricas como pensiones, costos de financiamiento y transferencias a estados y entidades públicas”, señalaron.





Sin embargo, desde el punto de vista fiscal, el desafío crítico que enfrenta México gira en torno a Pemex, pues si bien el gigante petrolero recibió una gran inyección de fondos federales este año y ha hecho un fuerte esfuerzo para reducir sus pasivos por pensiones y costos generales, en gran medida el éxito de su cambio depende de su capacidad para asociarse con el sector privado para desarrollar campos y otras actividades productivas o simplemente para vender activos.

“En este sentido, el plan de negocios quinquenal recientemente anunciado de Pemex no sólo exige que la compañía regrese a un saldo primario positivo para el año 2019, sino que también establece un cronograma transparente de contratos de servicios, y propuestas de venta de activos”, añadió el banco suizo.

BAJO CRECIMIENTO POR DELANTE
Para 2017, el banco suizo revisó su previsión de crecimiento económico de México de 2.2 por ciento a 1.7 por ciento, pues considera que ay una serie de vientos negativos importantes que enfrenta la economía, tales como la disminución de la producción de petróleo, los recortes al gasto presupuestario, la caída de la inversión y el apriete de la política monetaria del Banco de México.

“Además, creemos que el consumo está empezando a desacelerarse debido al menor crecimiento de los salarios reales (a su vez debido a una inflación más alta), al bajo crecimiento del empleo, al menor crecimiento del crédito y a las remesas menos boyantes en términos de pesos”, explicaron los analistas.

Por otra parte, señalaron que la razón por la que ahora están pronosticando una desaceleración en el crecimiento es que ya no están convencidos de que la recuperación anticipada en el crecimiento industrial beneficiará a México al mismo grado como antes, ya que la victoria de Donald Trump supondrá una disminución en la recuperación de la inversión que se esperaba en 2017.