Economía

¿México debe cortejar a China en comercio? Ellos dicen que sí y lo explican

El país latinoamericano, pese a estar bajo la amenaza del presidente de Estados Unidos, tiene la gran oportunidad de reducir su independencia del vecino del norte, según expertos.
Bloomberg
22 febrero 2017 12:8 Última actualización 22 febrero 2017 12:8
Etiquetas
china yuan (reuters)

china dólar yuan (reuters)

México está dispuesto a realizar una dolorosa reestructuración si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa con sus amenazas proteccionistas.

Sin embargo, el país también se encuentra ante una oportunidad única para reducir su dependencia de su vecino estadounidense y cambiar su enfoque a la segunda economía más grande del mundo, China.

México tiene algunas ventajas claves, a pesar de todas las calamidades y angustias desde la elección de Trump, según Nataxis SA en Hong Kong.

El peso mexicano se ha depreciado 26 por ciento en los últimos dos años, haciendo que los bienes de México sean más competitivos; el país en el pasado ha realizado reformas estructurales en lo que a trabajo, energía y telecomunicaciones se refiere; y tiene acuerdos de libre comercio con 44 países fuera de Estados Unidos.

Ahora es momento de que México corteje a China, dijo en un informe Alicia García Herrero, economista jefe de Nataxis para la región de Asia-Pacífico.

Las exportaciones de México hacia China son bajas y es el séptimo proveedor más grande de automóviles a la nación asiática.

Aproximadamente 80 por ciento de las exportaciones mexicanas van a Estados Unidos.

“La buena noticia es que el nivel de sofisticación de los ensambladores de vehículos en México ha aumentado tanto que es rentable exportar a varios lugares del mundo, incluyendo a China”, dijo García Herrero. El desafío es aumentar la cuota de comercio a China “lo antes posible para que México pueda soportar parte del tornado Trump”, agregó.

Un asunto relacionado es el efecto boomerang en la economía de Estados Unidos que deriva del proteccionismo.

La investigación de Oxford Economics revela que los recortes en la producción de México y China – los dos países que Trump ha citado como países que realizan un comercio injusto – perjudicarían a Estados Unidos más que cualquier otro país.

Las importaciones mexicanas de maquinaria industrial y equipos eléctricos procedentes de Estados Unidos ascendieron a 60 mil millones de dólares en 2015, dijo Jeremy Leonard, director de industria mundial de Oxford Economics, en un informe publicado la semana pasada.

“Una política para restringir, por ejemplo, las importaciones de automóviles procedentes de México o de electrodomésticos de China reduciría inmediatamente la demanda de maquinaria y equipo de origen estadounidense que alimentan las fábricas que los producen”.

No obstante, si México logra llevar a cabo esta diversificación económica, podría dejar al país mejor posicionado.

“Por lo visto, está claro que México debe recurrir al resto del mundo para seguir con su política de exportación”, dijo García Herrero.