Economía

México debe agregar
valor a su producción
de calzado: especialistas

El reto para la industria del calzado mexicano es que antes de vender cantidad, debe vender calidad, puesto que esta genera un valor agregado al producto y así la marca tendrá mayores ventas, indicaron expertos.
Isabel Becerril
24 noviembre 2014 23:11 Última actualización 25 noviembre 2014 5:0
Economía de Tailandia

El valor agregado al calzado resultará en mayores ventas para la marca, coincidieron expertos. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- El reto que se le presenta a la industria mexicana del calzado para el mediano y largo plazos no es sólo impulsar la creación de marcas reconocidas en el mundo, también hay que crear lealtad a éstas, para que la venta de zapatos sea realmente un negocio.

Empresarios internacionales y académicos especialistas del sector coincidieron en que para que una empresa sea más redituable hay que vender valor agregado más que volumen y tener muy presente que en los próximos 15 años habrá más control del consumidor que cada vez es más exigente.

Al participar en el Congreso Mundial del Calzado, Alberto de Castro, especialista del sector de la Universidad de Portugal, destacó que “mientras China es el productor de zapatos número uno en el mundo, Italia es la nación que comercializa el calzado más caro y por tanto recibe más dinero por su producto; el negocio no es vender cantidad, sino un producto de calidad y sustentable”.


Si México siente que hay una competencia desleal, debe aplicar las reglas pertinentes, pero “si ustedes mismos dan el cambio por la calidad y el diseño, la competencia que tendrán no sólo será con China, sino también con Italia, Portugal o cualquier otra nación”.

Precisó que China ocupa el sitio número uno en el mercado de producción de zapatos, seguido de Italia, Vietnam, Hong Kong y después algunos países de Europa, “pero el valor más importante se lo llevan los italianos, porque es la nación que vende el calzado más caro y en este mismo sentido le siguen Portugal y Francia”.

David Morey, fundador y director general de la firma DMG, expuso que “no hay que perder de vista que en 15 años habrá al menos mil millones de mujeres en el mundo que se integren a la fuerza de trabajo, las cuales ‘quieren moda’ y hay que atenderlas”.

El director general de la empresa española Callaghan, Basilio García, precisó que México es uno de los mercados prioritarios en el plan de expansión de la empresa, ya establecida en más de 30 países.

Señaló que “creemos que México es un país con un enorme potencial por lo que celebramos nuestra participación en el Congreso Mundial del Calzado pues es una forma de generar nuevas oportunidades y sinergias en esta zona”.