Economía

México debe adoptar recomendaciones fiscales de OCDE: PwC

La organización propone que el IVA sólo grave en el consumo privado para no generar desajustes ni perjudicar el comercio transnacional.
Redacción
25 septiembre 2014 17:6 Última actualización 25 septiembre 2014 17:6
[El peso ha caído 0.65 por ciento ante el dólar en tres jornadas consecutivas. / Bloomberg / Archivo] 

[El peso ha caído 0.65 por ciento ante el dólar en tres jornadas consecutivas. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de las recientes reformas y apertura en los mercados de telecomunicaciones y energético, México vive un momento propicio para adaptar su política fiscal a las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señaló PwC en un comunicado.

“Adoptar las recomendaciones de la OCDE en materia de IVA, permitiría a México desmarcarse del resto de países de la región, lo cual situaría a la nación en una posición privilegiada para captar inversión extranjera; aportaría una ventaja competitiva a las empresas favoreciendo la entrada de capital y el comercio internacional”, señaló Fernando Lorenzo, abogado y socio de Resolución de Controversias Fiscales de PwC México.

Las nuevas Guías del IVA de la OCDE presentan recomendaciones para establecer un marco de regulación fiscal internacional estandarizado.


La OCDE propone que el IVA sólo grave en el consumo privado y no en la actividad empresarial o producción, para no generar desajustes ni perjudicar el comercio transnacional.

En el caso de las transacciones de servicios sugiere que entre empresas el impuesto sólo se aplique en el país donde se percibe o recibe el servicio, evitando la doble tributación, y favoreciendo la actividad empresarial y el intercambio comercial entre países.

A priori pareciera que adoptando estas recomendaciones los estados perderían fuentes de ingresos, pero en realidad la OCDE aboga por una apertura y estandarización de las políticas fiscales que favorecería la apertura de mercados y fomentaría, aún más, el intercambio comercial y las operaciones de las empresas, beneficiando también la recaudación de impuestos” concluye Fernando Lorenzo.

México es uno de los 86 países que refrendó en abril de 2014 este nuevo conjunto de recomendaciones, éstas van encaminadas en el avance del Proyecto de Acción Contra la Erosión de la Base Gravable y la Transferencia de Beneficios (conocido como proyecto BEPS, por sus siglas en inglés).