Economía

México está creciendo menos de lo esperado: Carstens

Si bien el crecimiento económico y los precios no sugieren la necesidad de mover las tasas de interés, el Banco de México podría tener que actuar con rapidez si condiciones externas golpean al peso y a las expectativas de inflación, dijo el gobernador del banco central.
Reuters
06 mayo 2015 10:47 Última actualización 06 mayo 2015 11:26
Agustín Carstens (Eladio Ortíz)

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (El Financiero/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo este miércoles que la economía local está creciendo pero menos de lo esperado.

Carstens dijo que si bien el crecimiento económico y los precios no sugieren la necesidad de mover las tasas de interés, el Banxico podría tener que actuar con rapidez si condiciones externas golpean al peso y a las expectativas de inflación.

El funcionario dijo en un evento que el país está en camino de cumplir con su objetivo de inflación y señaló que la demanda agregada no está creciendo lo suficientemente rápido para presionar los precios.

"Lo que va ser muy importante hacia adelante en la toma de decisiones de la Junta de Gobierno (del banco central) es cómo se comportan las expectativas de inflación", comentó Carstens.

"Si vemos que las expectativas de inflación se están desanclando pues entonces tendremos que actuar y actuaremos de manera inmediata con el objetivo de preservar la estabilidad de precios y la estabilidad financiera del país", resaltó.

La autoridad monetaria dijo la semana pasada que no anticipaba presiones sobre el índice de precios y calculó que podría cerrar debajo del 3.0 por ciento este año, con las expectativas de mediano y largo plazo de los especialistas bien ancladas.

Hacia el 2016, el Banco de México proyecta un nivel similar, congruente con su meta del 3 por ciento.

El Gobierno mexicano recortó el gasto público previsto para este año afectado por una caída de los precios mundiales del petróleo, lo que también golpeó a la moneda local.

El banco central (Banxico) mantuvo la semana pasada en un 3.0 por ciento la tasa clave de referencia debido a que persisten riesgos a la baja para la economía, mientras la inflación se encuentra en el nivel deseado pese a las pérdidas que ha visto el peso.

Carstens agregó que es conveniente que el Gobierno mantenga el gasto de acuerdo con sus planes y que la apertura del sector energético debe aplicarse tan pronto como sea posible, como parte de las reformas estructurales aprobadas en el país.

El banco central estima para este año un crecimiento económico de entre un 2.5 y un 3.5 por ciento, desde la expansión del 2.1 por ciento de 2014.