Economía

México crecería hasta 3.5 por ciento en 2014: Ortiz

Ortiz explicó que uno de los problemas más fuertes durante 2013 para la economía mexicana fue la desaceleración de la construcción, relacionado con la crisis de las grandes vivienderas.
Ana Valle
13 febrero 2014 13:16 Última actualización 13 febrero 2014 13:19
Guilermo Ortiz  (Bloomberg)

Guilermo Ortiz (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La economía mexicana podría alcanzar una tasa de crecimiento del PIB entre 3 y 3.5 por ciento en 2014 gracias a un crecimiento de la demanda interna y externa y en menor medida por dos de las grandes reformas estructurales aprobadas el año pasado, estimó Guillermo Ortiz, presidente del consejo de administración de Grupo Financiero Banorte.

Ortiz explicó que uno de los problemas más fuertes durante 2013 para la economía mexicana fue la desaceleración de la construcción, relacionado con la crisis de las grandes vivienderas y el bajo nivel del gasto en infraestructura, lo que podría comenzar a revertirse en el 2014.

En el tema de infraestructura, Ortiz recordó la ampliación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y comentó que ya hay varias empresas interesadas que podrían presentar sus proyectos ejecutivos en el siguiente par de meses a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y que sería el siguiente año cuando arranque el proyecto.

El ex gobernador de Banco de México recordó que pese al recorte de los estímulos monetarios en Estados Unidos y los menores flujos que ello implica para las economías emergentes, se ha observado que los flujos de de portafolio se han mantenido estables.

Añadió que las exportaciones manufactureras seguirán siendo un impulso importante para la economía mexicana. Mientras que el crecimiento interno podría aportar entre 1.4 y 1.6 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, la demanda externa contribuiría entre 1 y 1.3 por ciento al PIB.

Respecto a las reformas estructurales, Ortiz comentó que la reforma fiscal tendrá un impacto negativo sobre el PIB de medio punto porcentual al incrementarse el déficit fiscal a favor del crecimiento.

En lo que respecta a la reforma energética, el presidente del consejo de Banorte, destacó que por el momento no se verá un efecto significativo sobre el PIB, y que será hacia 2015 y 2016 cuando el impacto y las inversiones crezcan.

“Tomará un tiempo para que la economía tome su curso y creo más en un crecimiento de 3.5 por ciento que en uno de 4 por ciento”, cercano al pronosticado por el gobierno para 2014, explicó.

Conforme se implementen las reformas, el crecimiento potencial del país es de hasta 5.5 por ciento en 2015, mientras que de no implementarse rápidamente el crecimiento podría sostenerse por debajo de una tasa anual de 4 por ciento.