Economía

México ofrece sinnúmero de oportunidades: Goldman Sachs

Goldman Sachs ha identificado oportunidades de inversión en México en sectores como el energético y de telecomunicaciones, afirmó Gary Cohn, presidente y director de operaciones de Goldman Sachs Group. 
Leticia Hernández
04 noviembre 2014 19:47 Última actualización 05 noviembre 2014 5:5
Gary Cohn, Gary Cohn, presidente y director de operaciones de Goldman Sachs Group. (Bloomberg)

Se ha asignado un gran equipo a la oficina de Goldman Sachs en México, señaló Gary Cohn. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Goldman Sachs identifica un sinnúmero de oportunidades en México con la apertura de sectores estratégicos, que representan un círculo virtuoso que atraerá mayores inversiones al país y permitirá elevar la rentabilidad y el crecimiento económico. Por su parte, la firma ayudará a clientes locales y extranjeros a capitalizarlas.

“Estamos muy interesados en México, vemos oportunidades reales para clientes domésticos y extranjeros. Estamos muy interesados en aprovechar las oportunidades y hemos asignado a un gran equipo en la oficina de corretaje en este país”, señaló Gary Cohn, presidente y director de operaciones de Goldman Sachs Group.

En entrevista con El Financiero-Bloomberg, expuso que las reformas estructurales aprobadas en México dibujan un escenario muy positivo para los negocios.




“México está haciendo cosas grandes, las reformas y la legislación para la inversión en sectores estratégicos como energía, gas, electricidad y telecomunicaciones han interesado a inversionistas y compañías para ubicar activos en el país que será más competitivo. El tener gas natural a precios a mejores otorgará rentabilidad al sector manufacturo, que derivará en crecimiento económico y en consumo, impulsando al sector de servicios”, señaló.

Explicó que la rentabilidad esperada no provendrá de un sólo lugar y que el tema de la seguridad en el país no es un obstáculo.

“Representamos a cientos de clientes, inversionistas en capital, corporativos que están buscando entrar al mercado mexicano o competir de forma adecuada bajo las nuevas regulaciones, que quieren comprar activos, hacer asociaciones con compañías mexicanas o comprarlas. En muchas áreas diferentes están buscando inversiones rentables y hemos visto que no afectan sus planes de inversión aspectos sociales o de seguridad; son situaciones que existen en todos los países fuera del grupo del G-7”, apuntó el directivo.

Presente en el mercado mexicano desde 1994 a través del negocio de banca de inversión, Goldman Sachs abrió su casa de bolsa en enero de este año, lo que le permite comercializar instrumentos en pesos, no sólo para atender al mercado nacional, sino también a sus clientes internacionales interesados en instrumentos en moneda nacional, como son las acciones, o en el mercado de deuda, con los Bonos M.

“Es estar en medio de los flujos, teniendo la inteligencia del mercado y la habilidad para hacer emisiones en pesos para nuestros clientes”, dijo Stephen Scherr, director de estrategia y encargado de la región de Latinoamérica.

Apuntó que en una primera etapa se han concentrado en un rango de productos como la compra-venta de divisas y operaciones de derivados, con su expansión como siguiente paso a las operaciones de renta fija y colocación de deuda en pesos en el mercado de capitales.

Inmersa en un contexto de elevada regulación para el sistema financiero tras la crisis del 2008, la firma ha trabajado en inyectar capital y generar liquidez al negocio.

“Hemos construido una enorme liquidez en nuestra hoja de balance, nuestro nivel de apalancamiento es significativamente menor a como se encontraba antes de la crisis. La estabilidad financiera de Goldman Sachs es hoy más estable que nunca; nos sentimos extremadamente cómodos con dónde nos encontramos en este punto”, agregó por su parte Gary Cohn.