Economía

México, con mejores perspectivas de crecimiento: Videgaray

El secretario de Hacienda afirmó que la economía continúa con su crecimiento, como lo refleja el avance de 2.5 por ciento anual en el primer trimestre, a pesar del entorno global complejo.
Notimex
24 mayo 2015 12:47 Última actualización 24 mayo 2015 12:50
Luis Videgaray

(Eladio Ortiz)

CANCÚN.- México destaca entre las economías del mundo, porque tiene una de las mejores perspectivas de crecimiento no sólo en 2015, sino para los próximos años, sobre todo entre los países emergentes, destacó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

Entrevistado en el marco de la 45 Asamblea de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo, realizada aquí este 21 y 22 de mayo, afirmó que la economía continúa con su crecimiento, como lo refleja el avance de 2.5 por ciento anual en el primer trimestre, a pesar del entorno global complejo.

Si bien se enfrentan retos importantes, tanto en lo interior y particularmente en lo externo, las autoridades hacendarias trabajan para tener un entorno de estabilidad y de protección de la economía de las familias mexicanas.


"México destaca entre las economías del mundo, particularmente en entre las emergentes, como una que tiene estabilidad, que tienen una política macroeconómica creíble y responsable, y que tiene una de las mejores perspectivas de crecimiento no sólo en 2015, sino para los próximos años entre los países emergentes", argumentó.

Consideró  que hay que hacer un análisis objetivo y detallado sobre el crecimiento de 2.5 por ciento anual que registró la economía mexicana en el primer trimestre de 2015, según las cifras difundidas la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato, dijo, muestra que la economía nacional continúa creciendo, y lo hace de forma balanceada en los distintos sectores, y cuando se pone en el contexto internacional, muestra que lo hace más que otros países en América Latina, como Brasil, Chile o Perú.

Además, subrayó, México está creciendo más que la economía de Estados Unidos y que el promedio del resto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), lo cual “no debe perderse de la perspectiva”.

Ello, porque se vive un entorno internacional complejo, de bajo crecimiento, caída en los precios de las materias primas y gran volatilidad en los mercados financieros, donde hay menor apetito por el riesgo y menores flujos de capital hacia las economías emergentes, como en el caso de México, argumentó.

En este entorno, el encargado de las finanzas públicas destacó que el crecimiento de México en el primer trimestre del año está basado de manera relevante en el mercado interno, en el consumo de las familias, lo que “es un dato muy alentador”.

Entre los elementos que han contribuido a tener un dinamismo “que no es tan elevado como quisiéramos”, mencionó en primer lugar a la industria petrolera, que combina una baja importante en el precio del crudo de exportación, con una producción por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) por debajo de lo proyectado originalmente.

Recordó que se había proyectado una producción petrolera de 2.4 millones de barriles diarios, pero Pemex produce en la actualidad cerca de 2.2 millones de barriles.

Estimó que esta contracción en el sector petrolero le cuesta aproximadamente 0.5 puntos porcentuales del PIB al crecimiento económico, lo que es un impacto relevante.

Si bien en este año, el precio y la producción de petrolera son variables a observar de manera detenida, destacó lo importante y oportuno de la reforma energética, pues aunque no dará resultados en lo inmediato, hacia los próximos años le da perspectivas muy positivas a la producción de esta industria.

El otro factor que influyó, apuntó, es el crecimiento económico de Estados Unidos, mucho menos dinámico de lo esperado, con un alza apenas de 0.2 por ciento en el primer trimestre, desempeño que para México es muy relevante porque 80 por ciento de las exportaciones van hacia ese país, lo cual tiene un impacto sobre la industria manufacturera de exportación nacional.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) precisó que hacia adelante, un mejor desempeño de Estados Unidos también se traducirá en el mismo sentido para la economía mexicana.

Mencionó que la economía del vecino del norte es la que tiene mejores perspectivas de crecimiento entre las naciones desarrolladas, aunque este avance está en etapa de consolidación, pero se espera un mejor desempeño en los trimestres subsecuentes.

“En resumen, lo que tenemos es una economía mexicana que está creciendo, que continúa fortaleciendo sus motores internos de crecimiento, y en el cual además empezamos ya a ver algunos de los efectos de las reformas estructurales”, sostuvo.

Videgaray Caso opinó que el nuevo pronóstico de crecimiento de la SHCP para 2015, en un rango de 2.2 a 3.2 por ciento, ajustado desde un rango previo de 3.2 a 4.2 por ciento, es muy consistente con los pronósticos del mercado.

Refirió, por ejemplo, que las expectativas de los analistas del sector privado y la estimación del Banco de México (Banxico), revisada la semana pasada a un intervalo de 2.0 a 3.0 por ciento, desde 2.5 a 3.5 por ciento, están en el rango de la Secretaría de Hacienda.

Estas proyecciones muestran que hay un consenso entre las autoridades financieras y analistas privados sobre que México seguirá creciendo y el avance económico está mejor distribuido que en años anteriores respecto a sectores, expuso.

Sobre en qué punto del rango estimado por la SHCP cierre la economía mexicana este año, eso dependerá mucho del dinamismo de Estados Unidos en la segunda parte del año, consideró el funcionario federal.

No obstante, aclaró, se acelera el crecimiento de la economía nacional, pues de un alza de 2.0 por ciento en el primer trimestre de 2014, se elevó a 2.5 por ciento en el mismo periodo de este año, lo que quiere decir que “estamos en la ruta correcta”.

“Se está acelerando el crecimiento económico y nos debe de llevar a seguir tomando las acciones para que continúe acelerándose, particularmente la implementación exitosa, completa, de las reformas estructurales”, subrayó.

Insistió en que ya se ven cifras muy alentadoras en materia del mercado interno, el cual se reactiva, como se aprecia en los datos de las ventas en tiendas de autoservicio y departamentales y de vehículos en el país.

Indicó que esto apunta a que se está viendo un mejor dinamismo del gasto de las familias mexicanas, lo que a su vez apunta a un mejor desempeño del empleo, una disminución de las tasas de desempleo, así como una baja inflación, la cual se ubicó por debajo de 3.0 por ciento anual a la primera quincena de este mes.

Hay una inflación baja, expuso, porque tenemos a un extraordinario banco central a cargo de la política monetaria, pero también porque las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto empiezan a beneficiar de manera clara el bolsillo de los mexicanos.

Como resultado de estos cambios, mencionó, ha bajado el precio de la luz, ya no está subiendo el precio de la gasolina, está disminuyendo el costo de la telefonía, tanto de larga distancia como de telefonía fija y celular, “ingredientes que apuntalan un mucho mejor y más sano desempeño de nuestro mercado doméstico”.

El secretario de Hacienda añadió que, dadas las perspectivas actuales, los dos ajustes preventivos al gasto público ya anunciados, el primero por 124 mil millones de pesos durante 2015 y el segundo por 135 mil millones para el año próximo, son los que se requieren.