México cae en ranking de competividad de la WEF
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México cae en ranking de competividad de la WEF

COMPARTIR

···
Economía

México cae en ranking de competividad de la WEF

El Foro Económico Mundial calificó a México en el lugar 69, donde consideró que los trabajadores están mejor posicionados en conocimientos pero no en desarrollo.

Leticia Hernández Morón
14/09/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México perdió competitividad por la preparación y habilidades de las personas que tienen un empleo, según el Índice de Capital Humano 2017 del Foro Económico Mundial (WEF).

En este ranking, retrocedió al sitio 69 de 130 países analizados, por debajo del sitio 65 que ocupó el año anterior y desde el 58 en el que se ubicó en 2015.

El desempeño de México en este ranking global quedó debajo de otras como Argentina y Chile, que fueron las mejores de Latinoamérica, pero también de Bolivia o Perú. Los cinco países que encabezaron el listado fueron Finlandia, Noruega, Suiza, Estados Unidos y Dinamarca.

Para el WEF, el capital humano son el conocimiento y las habilidades que poseen las personas que trabajan y que les permiten crear valor al sistema económico. Su avance demuestra la eficacia de políticas públicas en materia de educación pero también en el planteamiento de la dirección que debe tomar la fuerza laboral en el futuro, explica el documento.

Para hacer este índice, el organismo analizan cuatro subcategorías: capacidad, que es el nivel de educación formal; desarrollo; despliegue de habilidades y su acumulación y know-how o conocimiento.

De los 130 países, México se ubicó en el sitio 69 con una calificación de 61.25 puntos y de los cuatro subíndices en el que mejor calificación tuvo fue el de Conocimiento en el que se ubicó en el puesto 48.

La subcategoría con el peor resultado en la evaluación fue Desarrollo al ubicarse en el sitio 92. Esta se refiere a la existencia de estructuras que dotan de oportunidades para mejorar el desarrollo del potencial de capital humano de la fuerza de trabajo en las generaciones más jóvenes y mayores.

“Con los cambios en el mercado de trabajo provocados por la cuarta revolución industrial, los gobiernos, empresas y trabajadores también se beneficiarán del seguimiento dinámico del mercado de trabajo para asegurar un mayor ajuste entre las habilidades de las personas y las funciones y ocupaciones en las que pueden contribuir”, apunta el estudio.

HABILIDADES PARA EL ÉXITO LABORAL

Según el Foro Económico Mundial, en un futuro próximo, la educación será digital e individual, donde un tutor robot dará clases bajo demanda. Sin embargo, el problema es que se pierde la esencia lo que los estudiantes necesitan aprender para tener éxito.

Las habilidades que serán la llave del éxito en la próxima década serán la capacidad para resolver problemas complejos; pensamiento crítico, creatividad; gestión de personal; coordinación con los demás, inteligencia emocional, juicios y toma de decisiones; orientación al servicio, negociación y flexibilidad cognitiva.

Ninguna de estas habilidades son fáciles de aprender solo, en línea, o sin esfuerzo. Toman práctica y exigen interacciones humanas ricas, señala el organismo. Se aprende a ser pensadores complejos, a manejar relaciones y ser emocionalmente inteligentes practicando esas habilidades con otros, en problemas grandes y pequeños, consideró el organismo.

“La adaptación será el orden del día. Los trabajadores de todos los niveles tendrán que continuar aprendiendo nuevos conocimientos y adquiriendo nuevas habilidades a lo largo de sus vidas. El trabajo de hoy es cada vez más colaborativo y centrado en resolver problemas complejos de maneras creativas”, señala el reporte realizado por el WEF “Future of Jobs”, sobre la transformación de la fuerza laboral.

En México -según identificó el WEF- las barreras para la planeación futura de la fuerza laboral son principalmente el insuficiente conocimiento de los cambios perturbadores; la presión de los accionistas en busca de una rentabilidad de corto plazo; recursos limitados y una falta de alineación de la estrategia de la fuerza laboral con la estrategia de innovación.

Las estrategias que recomienda el Foro son invertir en volver a dotar de habilidades a los actuales empleados; enfocarse en talento femenino; soportar la movilidad y la rotación de trabajo; ofrecer aprendizaje; colaboración con instituciones educativas; enfocar talento de minorías y talento extranjero y colaborar entre industrias con otras compañías.

,,