Economía

México buscará represalias contra EU tras fallo de OMC sobre etiquetado de carne

Este lunes la Organización Mundial de Comercio ratificó que las reglas de etiquetado de país de origen que aplica EU para la carne de México son discriminatorias.
Redacción
18 mayo 2015 11:37 Última actualización 18 mayo 2015 12:40
Carne Wagyu de Campo Libre

Carne Wagyu de Campo Libre

Los gobiernos de México y Canadá solicitarán autorización a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para implementar medidas de represalia en contra de las exportaciones provenientes de Estados Unidos, luego de que este organismo internacional emitiera su declaración final en el sentido de que la Ley de Etiquetado de ese país (Cool) es discriminatoria del ganado importado en perjuicio de productores y procesadores.

Mediante un comunicado, los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez; así como sus homólogos de Canadá, Edward Fast, Ministro de Comercio Internacional y Gerry Ritz, Ministro de Agricultura y Alimentos, señalaron que una vez más la OMC ha confirmado la postura defendida desde hace mucho tiempo por Canadá y México, es necesario que Estados Unidos derogue la legislación que establece COOL y cumpla con sus obligaciones internacionales.

Sostienen que los requerimientos obligatorios establecidos por COOL para carne de res y cerdo son claramente proteccionistas y constituyen una violación a las obligaciones comerciales internacionales contraídas por Estados Unidos.

Señalaron que la versión modificada de COOL, la cual genera que el ganado y los productos cárnicos canadienses y mexicanos sean segregados respecto a la de origen estadounidense, está dañando las cadenas productivas de América del Norte, y es perjudicial además para los productores y procesadores de todos los países involucrados.

Finalmente, establecen que los gobiernos de México y Canadá continuarán trabajando de manera coordinada en la resolución de esta controversia comercial con Estados Unidos, para de esa forma proteger a sus productores y mantener los empleos y la prosperidad económica en América del Norte.