Economía

México aún en etapa más laboriosa de corrección de mercados: Carstens

El gobernador del Banco de México dijo que en la medida en que la sociedad siga su progreso a través de una implementación adecuada y transparente, se generarán expectativas que acelerarán los efectos benéficos de las propias reformas.
Marcela Ojeda
15 junio 2015 12:52 Última actualización 15 junio 2015 12:52
Agustín Carstens

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Cuartoscuro/Archivo)

México no ha concluido el proceso de transformación, pues está inmerso en la etapa más laboriosa de implementar las reformas, mediante la corrección del funcionamiento del mercado de telecomunicaciones, la apertura a la inversión del sector energético y la creación de un mercado laboral flexible, señaló Agustín Carstens, gobernador del banco central.

Al iniciar los trabajos de la Conferencia Anual sobre Economía del Desarrollo, organizado por el Banco Mundial (BM) y Banxico con el tema productividad, crecimiento y derecho, añadió que también se requiere establecer las bases para una mayor calidad en educación pública y fortalecer el papel del sector financiero, entre otros.

"Estas reformas son pasos importantes en la dirección correcta. En la medida en que la sociedad pueda seguir su progreso a través de una implementación adecuada y transparente, se generarán expectativas positivas, las cuales contribuirán a un círculo virtuoso que acelerará los efectos benéficos de las propias reformas", afirmó.

Por otra parte destacó que para el correcto funcionamiento de la economía y la mejora en la calidad de vida de las personas se requiere mantenerse al día con la generación de puestos de trabajo de alto valor agregado y la implementación de reformas orientadas a impulsar el desarrollo del capital humano.

Señaló que es imprescindible fomentar que dicho desarrollo se dé desde etapas educativas tempranas y sea lo más inclusivo posible, para que además de incrementar la productividad de la economía, resulte en una disminución de la desigualdad de ingresos a través del acceso de más personas a trabajos mejor remunerados.

"Sin esfuerzos sistemáticos para generalizar la creación de capital humano especializado, muchos quedaran rezagados", advirtió.

Asimismo puntualizó que es imprescindible fortalecer el Estado de Derecho, ya que cuando éste es débil, genera altos costos, al aumentar la incertidumbre en las interacciones cotidianas y en las transacciones económicas; al inducir una reasignación de recursos privados a la protección de bienes y personas, y al retrasar la administración de la justicia.

"Dado que el marco institucional permea cada aspecto de la vida cotidiana de la población, pequeños avances a paso sostenido pueden acumularse y convertirse en un detonante importante para el crecimiento", concluyó