Economía

México asfixió sus cadenas productivas: Canacintra

Enrique Guillén Mondragón, presidente de la Canacintra, urgió al gobierno federal a implementar un programa de compras de gobierno para rescatar la competitividad industrial y el encadenamiento productivo nacional.
Corresponsal Magda Guardiola
06 octubre 2016 14:15 Última actualización 06 octubre 2016 14:16
Enrique Guillén Mondragón, presidente de la Canacintra. (Especial)

Enrique Guillén Mondragón, presidente de la Canacintra. (Especial)

SALTILLO, Coahuila.- La dirigencia nacional de Canacintra llamó a las autoridades federales y estatales a rescatar la competitividad industrial y el encadenamiento productivo nacional, el cual, aseguró, se ha desintegrado hasta ocupar el 25 por ciento de los insumos intermedios que se consumen en México, mientras que el 75 por ciento restante, proviene de importaciones.

Enrique Guillén Mondragón, presidente nacional del organismo empresarial, aseguró que en México se ha caminado en sentido contrario, hasta asfixiar en un escaso margen a la proveeduría nacional lo que ha afectado no sólo a las empresas mexicanas y al empleo que generan, sino también a las finanzas públicas, pues se traduce en menor recaudación de impuestos.

Ejemplificó que través de del programa “Buy America”, los gobiernos federal y estatal favorecen la compra pública de productos hechos en Estados Unidos o de empresas norteamericanas que además utilizan los insumos intermedios fabricados en su país, con lo que buscan fortalecer a sus empresas.


“Ante un escenario económico de mayor restricción, México debe avanzar en la implementación de un programa de compras de gobierno similar al de Estados Unidos. No hablamos de proteccionismo, queremos una proveeduría competitiva de insumos intermedios. Con el acceso a los canales de financiamiento públicos y privados adecuados podemos competir con cualquier país del mundo”.

A esta propuesta, la dirigencia nacional de Canacintra sumó un reclamo a los gobiernos que retrasan los pagos a sus proveedores, pagos que cuando se hacen de manera oportuna, facilitan la tarea de los empresarios para cumplir con sus compromisos laborales y financieros ya adquiridos.

“Elevar la competitividad industrial y el encadenamiento productivo de México requiere de construir nuevos centros de agrupación y desarrollo tecnológico que fortalezcan la colaboración público privada con el sector académico. Sin innovación no hay forma de competir con otras regiones industrializadas”.

Guillén Mondragón hizo un llamado a sus agremiados para que cuiden sus inversiones ante la tormenta financiera que México enfrentará una vez que Estados Unidos defina a su nuevo presidente. Aseguró que la salud en las finanzas de las empresas y la estabilidad familiar propia y de los trabajadores dependen de ello.

“No obstante que en las últimas encuestas ubican a Donald Trump detrás de la candidata demócrata a la presidencia, debemos tener presente la reflexión del gobernador del Banco de México, Agustín Cartens, que aun cuando gane la candidata Hilary Clinton, México enfrentará una tormenta financiera de menor magnitud, pero que igualmente nos obliga a prepararnos para ir épocas desafiantes”.

El líder empresarial reconoció que el entorno económico se complicará con el recorte presupuestal a la inversión pública del año próximo, cuando se ejercerán cerca de 115 mil millones de pesos menos que los aprobados para este 2016; lo que impactará dijo, al sector de la construcción y las cadenas metal mecánicas que dependen del mismo, así como a los proyectos del sector energético.