Economía

México, ante una oportunidad histórica para crecer: ABM

Con la reforma financiera, se prevé que el crédito al sector privado represente 40% del PIB en 2018, dijo Luis Robles, presidente de la Asociación de Bancos de México.
Yuridia Torres, Isabel Becerril, Jeanette Leyva/Enviadas
20 marzo 2015 18:22 Última actualización 20 marzo 2015 18:22
Luis Robles

Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (El Financiero/Archivo)

ACAPULCO, Gro., 20 de marzo.- México tiene una oportunidad histórica para convertirse en una economía desarrollada en los próximos años, afirmó Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Sin embargo, agregó, tiene que resolver la violencia y el crimen organizado que se vive en algunas regiones del país, la falta de presencia plena del Estado de derecho, la corrupción e impunidad, así como la falta de desarrollo institucional en algunos niveles de gobierno y su deficiente transparencia y rendición de cuentas.

Durante la clausura de los trabajos de la 78 Convención Bancaria, el también presidente del consejo de administración de BBVA Bancomer subrayó que la banca mexicana pasa por el mejor momento de su historia.

Pronosticó que las 11 reformas aprobadas en los últimos dos años pueden generar un crecimiento adicional de entre el 1 y el 1.5 por ciento del PIB.

En el caso de la reforma financiera, aseguró que ésta contribuirá a que el crédito otorgado por la banca represente más del 40 por ciento del PIB en 2018, desde el actual 29 por ciento.

Luis Robles enfatizó que además de los factores internos, el país debe enfrentar desafíos que se dan por temas externos, como los bajos precios del petróleo, la normalización de la política monetaria de Estados Unidos y acontecimientos geopolíticos.

Resaltó que México es uno de los países mejor preparados para enfrentar este entorno: “la oportunidad está a la vista, no podemos desaprovecharla por pesimismo o desconfianza”.

Ante la presencia del presidente Enrique Peña Nieto, destacó que la demografía, la clase media creciente, la ubicación geográfica y los recursos naturales del país son elementos que ayudan para convertir a México en una nación más desarrollada.

Insistió que el país tiene diversos desafíos, por ejemplo la pobreza y los desequilibrios regionales que existen, la informalidad y la baja productividad que ésta genera y la deficiente educación, que son temas que se tiene que atender.

“A los diferentes órganos del Estado mexicano les corresponde resolver muchos de estos desafíos y ya se han dado avances importantes que muchas veces no se valoran, sin embargo falta mucho por hacer”, resaltó.