Economía

México alcanzará consolidación fiscal en 2018: Fitch

La calificadora indica que el presupuesto del gobierno federal mexicano para 2018 tiene suposiciones plausibles y fija objetivos realistas, aunque enfrenta riesgos como un menor crecimiento económico. 
Notimex
25 septiembre 2017 19:45 Última actualización 25 septiembre 2017 20:13
Una producción petrolera más baja podría impactar en la meta de consolidación fiscal. (Pixabay)

Una producción petrolera más baja podría impactar en la meta de consolidación fiscal. (Pixabay)

NUEVA YORK.- El presupuesto público del gobierno federal mexicano para 2018 completaría el programa de consolidación fiscal quinquenal iniciado en 2013 debido a que se sustenta en “suposiciones plausibles y fija objetivos realistas”, consideró este martes la calificadora Fitch Ratings.

En un comunicado emitido este lunes, la calificadora destacó que la adhesión al programa, a pesar del choque económico por la baja en los ingresos petroleros y del lento crecimiento “ha apoyado la credibilidad del marco de políticas de México”, así como la calificación soberana del país, de BBB+.

Sin embargo, Fitch advirtió que las perspectivas fiscales, luego de 2018, son menos claras debido a que los objetivos fiscales de la próxima administración sólo serán anunciados, después de las elecciones generales del año próximo año.

El presupuesto presentado al Congreso el pasado 8 de septiembre tiene como objetivo reducir el requerimiento de préstamos del sector público (PSBR) de México a 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) desde el 2.9 por ciento presupuestado este año.

La consolidación estará respaldada por una modesta aceleración económica, de acuerdo con Fitch, quien estima un crecimiento de 2.4 por ciento del PIB de México en promedio en 2018 y 2019.

El fuerte desempeño fiscal esperado este año, cuando México presentará su primer superávit primario desde 2008, también ayudará a reducir el PSBR, precisó Fitch.

La calificadora alertó que los riesgos para las cuentas fiscales para 2018 incluyen una producción de petróleo más débil de lo esperado o un menor crecimiento económico, así como un posible aumento del gasto antes de las elecciones generales de julio de 2018.

Destacó, además, que persiste la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque Fitch reafirmó su opinión de que los riesgos de un escenario negativo para México han caído.

Fitch tampoco espera que los costos relacionados con el terremoto del pasado 19 de septiembre en México afecten negativamente las metas fiscales del gobierno para 2018.