Economía

Mexicanos en EU siguen sin recuperarse de crisis hipotecaria

Los inmigrantes mexicanos fueron los más afectados por la crisis de 2008, pues son los que en promedio tienen un ingreso per cápita menor al del promedio, según el Cemla.
Notimex
02 julio 2014 16:59 Última actualización 02 julio 2014 16:59
Sector inmobiliario

Ventas de casas. (AP)

La crisis hipotecaria en Estados Unidos afectó de forma importante el patrimonio de los inmigrantes mexicanos que se encuentran en el vecino país, de acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

El órgano de apoyo al trabajo legislativo de la Cámara de Diputados señala que la proporción de migrantes que poseía vivienda propia disminuyó sensiblemente durante los años posteriores a la crisis internacional, iniciada en 2008 y que aún no logra recuperarse.

Con base en datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), refiere que si bien la proporción de los inmigrantes que han adquirido vivienda en Estados Unidos es alta, los porcentajes reportados son menores a los observados antes de la crisis hipotecaria.


El porcentaje de nativos (estadounidenses) que poseía una vivienda propia en 2007, previo a la crisis, fue de 67.2 por ciento, en tanto que para el caso de los migrantes latinoamericanos de 47.7 y en el caso de los mexicanos de 47.2 por ciento.

Para 2012, estos porcentajes disminuyeron a 66 por ciento de la población nativa que cuenta con vivienda propia en Estados Unidos, a 44.1 por ciento de los migrantes latinoamericanos, y a 44.9 por ciento en el caso de los migrantes mexicanos.

Los migrantes son los que hacen un uso más intensivo del crédito hipotecario para adquirir vivienda, pues de los latinoamericanos con vivienda propia en Estados Unidos, 73.5 por ciento fue adquirida con préstamo y en el caso de los migrantes mexicanos, 68.3 por ciento.

Apunta que la crisis parece haber impactado más a los trabajadores mexicanos, pues son los que en promedio tienen un ingreso per cápita menor al del promedio de inmigrantes de la región, pues es uno de los factores determinantes en la decisión de los migrantes de adquirir una vivienda.

De acuerdo con datos del Cemla, el ingreso per cápita de los migrantes mexicanos es el menor de entre los que se reportan, con 17.7 mil dólares anuales.

En tanto, precisa, el promedio para América Latina y el Caribe es de 20.8 mil dólares, y destacan los casos de los inmigrantes argentinos y chilenos, cuyos ingresos per cápita fueron de 41.3 y 35.1 mil dólares, en cada caso.

El CEFP apunta que otros factores que inciden en la adquisición de vivienda entre los inmigrantes son la escolaridad, lo cual puede estar directamente relacionado con el nivel de ingreso.

Además, contar con ciudadanía estadounidense, lo que brinda confianza al acreedor al momento de otorgar un crédito hipotecario, y el tiempo de residencia en Estados Unidos, lo que favorece el conocimiento del mercado de créditos y fortalece la confianza tanto del acreedor como del deudor.