Economía

Mexicanos cada vez tardan más en cambiar de smartphone

Esto refleja una desaceleración en la dinámica para adquirir nuevos equipos. El análisis de The Competitive Intelligence Unit revela que el 47 por ciento de los mexicanos tarda más de dos años en cambiar su aparato.
Redacción
27 noviembre 2017 15:59 Última actualización 27 noviembre 2017 15:59
smartphone

smartphone

El lapso que transcurre entre que un mexicano compra un smartphone y lo reemplaza es cada vez más amplio, lo que refleja la desaceleración en la dinámica de la adquisición de equipos y que deriva en que el promedio de meses transcurridos en reemplazar un teléfono inteligente se haya elevado a 22.5 meses en el tercer trimestre de este año frente a los 21.7 meses calculados en el mismo periodo de 2015, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (CIU).

El análisis de la consultora revela que el 47 por ciento de los poseedores de un smartphone en el país tardan más de dos años en cambiarlo, mientras que un 39 por ciento se tarda entre uno y dos años en hacer el reemplazo; 12 por ciento entre 6 meses y un año y tan solo dos por ciento renueva su teléfono inteligente en menos de 6 meses.

Según CIU, esto se explica debido al mayor gasto realizado atribuible a la depreciación del peso frente al dólar y la disminución de subsidios y/o incentivos para la adquisición de este tipo de equipos en la modalidad de pospago.

Respecto a la paridad peso/dólar en los últimos años se ha registrado una importante depreciación, con periodos de una marcada pérdida de valor de la moneda local. Entre el 3T15 y el 3T17, ésta pérdida asciende a 8.2 por ciento, con niveles de 16.6 pesos y 17.9 pesos por dólar, respectivamente.

Dado que el costo de comercialización de smartphones es tasado en dólares, el alza en estos equipos tiene un efecto en la misma dirección en el precio final. Así, el monto promedio destinado a la compra de smartphones ha aumentado 27.6 por ciento a tres mil 940 pesos desde los tres mil pesos de hace dos años en el comparativo trimestral.

Por otro lado, la disminución de subsidios para la compra de estos dispositivos en planes tarifarios también explica el aumento en el plazo de sustitución, “debido a que el incentivo económico al momento de la compra es menor, aunque ello ha sido ligeramente compensado por la oferta de diversos esquemas de financiamiento en el costo inicial del equipo”, detalló CIU.

Cabe destacar que al cierre del tercer trimestre del año se contabilizaron 96.9 millones de teléfonos inteligentes en México, equivalente a un 85.8 por ciento del total de líneas celulares en el país, que representa un aumento de 14.8 por ciento en términos anuales.
Lo anterior revela que el mercado mexicano de dispositivos inteligentes se encuentra aún en una senda positiva de crecimiento, pero de menor magnitud a lo registrado en años previos.