Economía

Economía mexicana difícilmente crecerá 3.0% en 2013: IMEF

12 febrero 2014 4:19 Última actualización 03 junio 2013 14:43

[Bloomberg] El instituto estima que sería el menor avance de últimos 3 años. 


 Notimex
 
La economía mexicana difícilmente crecerá 3.0 por ciento este año, tras la desaceleración del primer semestre, con lo que el avance de 2013 será el más bajo del último trienio, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El vicepresidente del Indicador IMEF, Jonathan Heath, señaló que tras el modesto crecimiento de 0.8% en el primer trimestre del año, para el segundo trimestre se espera un crecimiento "raquítico" cercano a 1.0%, lo que confirma una desaceleración en el primer semestre.

"Difícilmente pensaría en un crecimiento de 3.0% este año, creo que en mejor de los casos podríamos estar abajito de 3.0%  y a como están las cosas, eso ya serían buenas noticias", dijo en rueda de prensa.

Al dar a conocer los resultados del Indicador IMEF del Entorno Empresarial Mexicano (IMEF), precisó que aunque el segundo semestre del año habrá una mejoría en la actividad económica, los datos previstos para todo 2013 "sin lugar van a estar por debajo de los últimos tres años".

En días pasados, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento para 2013, de 3.5 a 3.1%, luego de conocerse que la economía creció sólo 0.8% de enero a marzo pasado.

Luego de la contracción de 6.0% en 2009, la economía mexicana creció 5.3% en 2010, y 3.9% tanto en 2011 como en 2012.

De acuerdo con información difundida hoy, analistas económicos consultados por el Banco de México (Banxico) ajustaron a la baja su expectativa sobre el crecimiento económico para 2013 a 2.96%, desde 3.35% calculado hace un mes.

El especialista del IMEF explicó que la desaceleración que mostró la economía en los primeros dos trimestres de este año obedece sobre todo a la desaceleración en las exportaciones no petroleras, en especial de la industria automotriz, que ahora reporta tasas de crecimiento de 5.0 por ciento, lejos de las de doble dígito de años recientes.

Además, influye la desaceleración del gasto público, que si bien típicamente éste se hace más lento con cambio de sexenio, con la nueva administración el gasto fue menor en los primeros cuatro meses del año respecto a otros gobiernos.

En su opinión, también ha afectado la pérdida del dinamismo del sector de la construcción, que representa 66%del índice de la inversión fija bruta, ya que después de la recuperación de mediados de 2012, ahora muestra una desaceleración importante.

"Entonces es un conjunto de muchos factores, algunos externos, algunos internos, pero creo que el principal es la desaceleración de las exportaciones no petroleras, pero tampoco podemos decir que es el único", argumentó el vicepresidente del Comité del Indicador IMEF.

Consideró que los datos de la economía de los dos primeros trimestres del año llevarán a más revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento de los analistas, pero anticipó que en el segundo semestre la actividad mostrará una recuperación.

"Esta mala noticia de que se confirma la desaceleración del segundo trimestre es de corto plazo, muy coyuntural, pues para el mediano plazo no ha habido cambios necesario importantes", acotó Heath.

En su opinión, todavía hay posibilidades de que se aprueben más reformas estructurales y tengan un efecto positivo para 2014, además se prevé una mejora de la inversión extranjera directa este año y hacia adelante.