Economía

Economía mexicana crecerá fuerte en segundo semestre de 2014: BofAML

Un análisis elaborado por Carlos Capistrán, economista en jefe
en México de la firma, indica que la economía crecerá a una tasa promedio  de 4.4% en el segundo semestre del año.
Notimex
23 abril 2014 17:17 Última actualización 23 abril 2014 17:35
banco

Economía mexicana tendrá crecimiento, afirma la institución bancaria.(Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Lo peor para la economía mexicana ya pasó, y en el segundo semestre de este año reiniciará un crecimiento más fuerte, anticipó el economista en Jefe para México de BofA Merrill Lynch Global Research (BofAML), Carlos Capistrán.

En un análisis, afirmó que existe evidencia de que lo peor ya pasó en las distintas variables económicas del país.

Capistrán previó que tras un avance promedio de 2.4 por ciento anual en la primera mitad del año, la economía mexicana crecerá a una tasa promedio de 4.4 por ciento en el segundo semestre, y con ello en todo 2014 registrará un aumento de 3.5 por ciento.

“Una demanda externa más fuerte, políticas fiscales y monetarias expansivas y un ligero goteo derivado del impulso de las reformas deberían fomentar el crecimiento en México”, pronosticó.

En opinión de BofAML, agregó, la primera mitad de 2014 marcará la transición de un bajo crecimiento de 2013 hacia las fuertes cifras que prevé para la segunda mitad de 2014.

Destacó que México está inmerso en un proceso de reformas, ya que en los últimos dos años, ha aprobado grandes cambios a los sectores laboral, educativo, de competencia, telecomunicaciones, fiscal, político y energético.

“Desde nuestra perspectiva, la mayoría de estas reformas mejoran la productividad en diferentes grados y la reforma más significativa, en nuestra opinión, es la energética”, mencionó Capistrán.

Refirió que el crecimiento económico potencial para México es de 2.9 por ciento, y la principal razón detrás de la baja tasa de crecimiento, es la baja productividad de los factores.

No obstante, sostuvo, si las reformas estructurales aprobadas se implementan de manera correcta, aumentarán el potencial del Producto Interno Bruto (PIB) a 4.0 por ciento, aunque este proceso tomará varios años.

Precisó que en los próximos trimestres, el impacto de las reformas en el crecimiento será mixto, pues toma tiempo para que los consumidores, compañías y el gobierno se adapten a las nuevas reglas del juego, aunque algunos de los cambios tienen un efecto inmediato.

Señaló que la reforma laboral parece haber hecho al mercado laboral menos rígido, y algunas compañías ya comienzan a posicionarse para sacar ventaja de la reforma energética, y en opinión de BofAML, los efectos positivos superarán a los negativos iniciales en la medida en que el tiempo avance.