Economía

Economía mexicana con resultados mixtos en primer trimestre

12 febrero 2014 5:3 Última actualización 24 marzo 2013 11:54

 [Bloomberg] La inflación, tasas de interés, finanzas públicas se mantienen estables, refiere la Concamin. 


 
Notimex
 
El balance de lo ocurrido en materia económica en México durante el primer trimestre del año ofrece resultados mixtos, consideró la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).
 
Estima que la economía mexicana cerrará el primer trimestre con buenas cuentas macroeconómicas, un crecimiento moderado y un mercado laboral cuyos números confirman la desaceleración prevaleciente en buena parte de los sectores de la planta productiva nacional.
 
Por una parte, la inflación, las tasas de interés, las finanzas públicas se mantienen estables y no representan peligros potenciales para la evolución de la actividad económica en los meses por venir.
 
Sin embargo, la producción, la inversión, el empleo, las exportaciones y las ventas en el mercado interno han perdido buena parte del dinamismo mostrado hace unos cuantos meses, expone en el reporte "Radiografía de la economía y la industria mexicana" de marzo.
 
"Nuestra economía ha consolidado la estabilidad de sus signos vitales, pero no ha podido superar la desaceleración iniciada a partir de la segunda mitad de 2012 en el desempeño de sus principales sectores productivos".
 
Señala que el comportamiento de la producción industrial y de sus principales componentes, las manufacturas y la construcción, ilustran esta situación, pues el sector fabril pasó de un crecimiento de 4.8 por ciento en el primer trimestre de 2012, a un avance de solo 1.8 por ciento en el cuarto trimestre de 2012.
 
En tanto, la producción manufacturera reportó un crecimiento de 5.9 por ciento en el primer trimestre y de 2.6 por ciento en el cuarto, mientras la industria de la construcción pasó de un avance de 5.4 por ciento a un retroceso de 1.0 por ciento, respectivamente.
 
Expuso que las dificultades prevalecientes en el mercado estadounidense, el debilitamiento de las ventas comerciales en el mercado local y la cautela de los inversionistas frente a un panorama internacional aún difícil y cargado de incertidumbre, se mantienen como los principales frenos para el repunte del sector industrial.
 
Recientes cifras disponibles, correspondientes a enero pasado, indican que tras el tropiezo de diciembre, el sector fabril retornó a la senda del crecimiento dejando atrás los temores de una nueva recaída, pero su ritmo de avance sigue lejos del dinamismo que puede y debe alcanzar para elevar su contribución al desarrollo, añade el reporte.