Economía

Economía mexicana aún puede crecer 3.9%, afirma Hacienda

Ernesto Revilla, jefe de economistas de la dependencia, señala que debido a la reducción de estímulo monetario en Estados Unidos, el riesgo de crecimiento para México ha crecido, aunque indicó que es prematuro hacer pronósticos de recorte.
Reuters
12 marzo 2014 17:46 Última actualización 12 marzo 2014 17:56
Etiquetas
Paseantes en la Alameda. (Cuartoscuro/Archivo)

(Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los riesgos para el crecimiento económico de México han aumentado por la reducción del estímulo monetario en Estados Unidos, pero aún es temprano para recortar el pronóstico de 2014, dijo Ernesto Revilla, jefe de economistas de la Secretaría de Hacienda.

El Gobierno todavía confía en alcanzar una expansión del 3.9 por ciento este año, pese a una oleada reciente de revisiones a la baja de economistas que prevén una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de México más cercana a una tasa de un 3.2 por ciento.

Los cambios en los pronósticos comenzaron desde que los datos más recientes mostraron que el PIB de la segunda mayor economía latinoamericana perdió fuerza en el cuarto trimestre.

Ernesto Revilla, dijo que es necesario contar con más datos para ajustar su proyección.

"Es cierto que el consenso ha bajado a la luz de los datos de Estados Unidos y de lo poco que hemos visto de México, pero todavía es pronto para cambiar el pronóstico. Por el momento, todavía no es necesario", dijo Revilla en  entrevista con Reuters.

No obstante,  indicó que el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero -integrado por funcionarios de Hacienda y del banco central de México, entre otros- concluyó en su más reciente reunión que los riesgos externos para la economía han crecido.

Sobre todo, la economía mexicana enfrenta el reto de que su principal socio de negocios, Estados Unidos, siga bajando el ritmo de su enorme programa de compra de bonos y esto traiga consecuencias a nivel global.

En enero, la Reserva Federal de Estados Unidos redujo por segunda vez su programa de compras de activos de cinco años, conocido como "alivio cuantitativo", dentro de una estrategia que busca terminar con años de una tasa de interés referencial cerca de cero.

"Se teme una moderación en el crecimiento y una volatilidad en los flujos de capital, principalmente, y ajustes en diversas economías emergentes, ajustes macroeconómicos importantes, precios de activos, tipos de cambio, etcétera", dijo Revilla.

La economía mexicana se expandió 1.1 por ciento en el 2013, la menor tasa de crecimiento desde que salió de una profunda recesión en el 2009.

El año pasado, la Secretaría de Hacienda recortó hasta en cuatro ocasiones su proyección para el PIB por un crecimiento menor al previsto en Estados Unidos, una lenta ejecución del gasto público y fenómenos climatológicos que impactaron algunas actividades productivas.