Economía

Meterán en cintura a despachos de cobranza

Bancos y autoridades trabajan en un nuevo marco legal con el cual se busca poner fin a las malas prácticas de los despachos de cobranza, como las llamadas a altas horas de la noche; estos lineamientos entrarán en vigor antes de que termine el año.
Jeanette Leyva
10 agosto 2014 23:34 Última actualización 11 agosto 2014 5:0
Llamadas de bancos

Con el nuevo marco legal, las llamadas de los despachos de cobranza a altas horas de la noche terminarán. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El largo camino de aclaraciones para dejar de recibir llamadas a altas horas de la noche en busca de un deudor que no conoce y avisos de embargo en su domicilio para cobrar la deuda de un desconocido, pronto podrá cambiar ante las modificaciones que se realizarán para que todas las entidades financieras que trabajan con un despacho de cobranza se sujeten a un nuevo marco legal.

Las nuevas reglas a los que deberán sujetarse los despachos de cobranza que trabajan con entidades financieras reguladas buscan también simplificar el cobro a los que sí deben a alguna institución el pago de su deuda y sobretodo, que pese a ser un deudor debe recibir un mejor trato.

Actualmente instituciones financieras, principalmente bancos, y autoridades diseñan el nuevo marco legal en el cual, serán las mismas instituciones las que supervisarán a los despachos de cobranza que contratan al realizar las gestiones para el cobro, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos, quienes de incumplir el nuevo esquema legal, serán multados.


De acuerdo con estimaciones del sector hay poco más de cuatro mil despachos que se dedican a la cobranza, y sólo alrededor de 40 de ellos mantienen códigos de ética en el proceso de cobro de las deudas.

El incremento de las malas prácticas de cobranza por parte de instituciones financieras y de los despachos que contratan para recuperar la cartera en mora, pero sobretodo el maltrato que reciben las personas a las que les exigen el cobro sin ser el deudor, propiciaron cambios en la regulación que entrarán en operación antes de que concluya el año, indicó Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

LOS CAMBIOS

Para un mejor control, los bancos serán obligados a inscribir en el nuevo Registro de Despachos de Cobranza (Redeco), que estará bajo la tutela de la Condusef. Las instituciones deben indicar el nombre de los despachos con los que trabajan, así como los socios que conforman el despacho, el domicilio, número telefónico y nombre de las personas responsables de la cobranza.

Las instituciones que trabajan con despachos de cobranza deberán cerciorarse de que se comuniquen en horas hábiles de oficina y todos tendrán que eliminar la utilización de teléfonos privados para realizar la cobranza, esto porque la Condusef no puede vigilar de forma directa a los despachos de cobranza.

El viacrucis de aclaraciones ante bancos y la Condusef, para dejar de recibir llamadas cobrando el adeudo de una persona que no conoce, sólo por la mala fortuna de tener el número telefónico del moroso o recibir la correspondencia de un deudor que habitó antes su casa o dio la dirección de su vivienda y ahora le reclaman el pago, se simplificará en tiempo, pues actualmente el proceso puede tardar hasta tres meses o más, y con los cambios se tiene previsto que una vez que se presente la queja, las personas que no son las deudoras dejan de ser molestadas en un tiempo máximo de 15 días.

Para ello, se plantea que cuando las actividades de cobranza se estén dirigiendo a un domicilio, correo electrónico o número telefónico que no correspondan al deudor, se debe tener un proceso para que la persona no sea contactada nuevamente.

Hasta ahora se prevé que el procedimiento seguiría siendo el mismo, acudir a la Condusef con un recibo telefónico, o bien por el portal, que tiene un apartado especial para levantar quejas cuando se requiere un cobro y no es el deudor. Después de levantar la queja se estima que en 15 días tendrían que dejar de ser molestados, de lo contrario la entidad financiera sería sancionada por montos desde 10 mil hasta 100 mil pesos por queja o reincidencia.

Si una persona fue inscrita como referencia comercial o beneficiario y recibe llamadas para cobrarle a un tercero también será sujeto de sanción, con excepción de deudores solidarios o avales, que podrán ser requeridos por el acreedor.

Al respecto, Roberto Roose, presidente de la Asociación de Profesionales de Cobranza y Servicios Jurídicos (APCOB), indicó que si bien no conocen a detalle las modificaciones a las reglas, “dan la bienvenida a la iniciativa de la autoridad qué servirá para mejorar la cobranza en México, las reglas adicionales una vez que las conozcamos estamos dispuestos a acatarlas completamente”.

Los despachos de cobranza tienen un código de ética con la Asociación de Bancos de México, la Condusef y operan también bajo los esquemas que les plantean sus clientes en los contratos para recuperar la cartera de bancos, así como por reglas del IFAI, por lo que aseguró es una industria “bastante vigilada”.

viacrusis