Economía

Merkel frena expectativas de Grecia al descartar una oferta mejorada

La canciller alemana Angela Merkel descartó una oferta mejorada para Grecia, pues considera que ceder ahora  perjudicará en el mediano y largo plazo.
Reuters
29 junio 2015 10:19 Última actualización 29 junio 2015 10:31
Merkel

(Reuters)

BERLÍN.- La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, descartó una oferta mejorada para Grecia y con ello puso un freno a las expectativas del gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras, de que la Unión Europea ceda.

“Podríamos tal vez ceder en el corto plazo... pero a mediano y largo plazo eso nos perjudicará”, dijo Merkel durante la ceremonia en Berlín del 70 aniversario del Partido que encabeza, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

Sin embargo, Merkel señaló que si fracasa el euro, fracasa Europa, y afirmó que el euro es mas que una divisa porque su fundamento es la confianza.


El portavoz oficial del gobierno alemán, Steffen Seibert, declaró este lunes que la canciller federal está dispuesta a hablar con el primer ministro de Grecia si él así lo desea.

Merkel exhortó, sin dirigirse expresamente al gobierno griego, que éste debe contribuir con su parte para la solución del problema. Solidaridad y responsabilidad son las dos caras de una misma medalla, subrayó.

La canciller federal se encuentra en estos momentos reunida en sus oficinas con los líderes de los partidos que tienen fracción parlamentaria en el Bundestag. El encuentro tiene el objetivo de analizar el proceder subsiguiente de Alemania en el marco de la crisis griega.

El martes a medianoche se terminará el programa europeo de ayuda financiera de emergencia para Grecia. Si Grecia no cede para ese momento, también quedarán bloqueados los otros mecanismos de ayuda financiera para el país mediterráneo.

Grecia tiene que pagar ese mismo día al Fondo Monetario Internacional (FMI) mil 600 millones de euros y si no lo hace, su relación con ese gremio multilateral empeorará. El FMI ya perdió la paciencia con el gobierno de Grecia y su forma de actuar en la crisis.

Merkel y el ministro de Economía, Sigmar Gabriel, quien también es el vicecanciller federal y presidente del Partido Socialdemócrata, darán una conferencia de prensa este lunes.

Portavoces del ministerio alemán de Finanzas en Berlín señalaron que los alemanes no tienene nada que temer a causa de la agudización de la situación en Grecia.

Sin embargo, entre la población alemana hay expectación por el cariz que han tomado los acontecimientos en Grecia. El grueso de la opinión pública alemana considera que la responsabilidad de lo que sucede es del gobierno del primer ministro griego.

En el gobierno alemán hay preocupación y los jefes de estado y de gobierno de los países del euro se mantienen en estrecho contacto telefónico.

La amenaza de una quiebra del Estado griego afectó este lunes a la Bolsa de Frankfurt, donde el principal índice accionario alemán, el DAX, perdió al inicio de la jornada del lunes 4.0 por ciento pero después se estabilizó con una pérdida de 3.35 por ciento en 11 mil 107.17 puntos y no se produjo el temido desplome de la bolsa.

Los bancos alemanes, por su parte, no están atemorizados porque los posibles daños procedentes de una quiebra estatal griega no los afectará en mayor medida.

Las instituciones crediticias alemanas casi no tienen bonos soberanos griegos. Hace tres años decidieron asumir prácticamente la mitad de las pérdidas debido a los bonos griegos y desde entonces disminuyeron considerablemente sus inversiones en emisiones de deuda griega.

El presidente de la Junta Directiva de la Asociación de Bancos Alemanes, Michael Kemmer, declaró que una eventual quiebra estatal griega afectaría a los mercados financieros al corto plazo pero que un efecto de dominó no es de esperarse como lo era hace tres años.