Economía

Merkel desestima comentarios de tercer rescate para Grecia

A pesar de que especialistas han indicado que Grecia probablemente necesitará alguna forma de asistencia más allá
de mediados del año, la canciller alemana afirmó que es prematuro plantear la posibilidad de un tercer rescate económico.
AP
04 marzo 2015 20:58 Última actualización 04 marzo 2015 20:58
Merkel

Ángela Merkel dijo que es prematuro hablar de un tercer rescate a Grecia. (AP)

BRUSELAS.- La canciller alemana Angela Merkel y el presidente del ejecutivo de la Unión Europea Jean-Claude Juncker advirtieron hoy no hacer conjeturas sobre que Grecia necesitará un tercer rescate financiero.

Aunque el primer ministro griego Alexis Tsipras ha insistido en que el país no solicitará otro paquete de rescate, Grecia muy probablemente necesitará alguna forma de asistencia más allá de mediados del año. Grecia y sus acreedores acordaron recientemente una extensión de cuatro meses al segundo rescate a Atenas.

Merkel dijo "estamos completamente ocupados implementando ese acuerdo y en eso es en lo que estoy concentrada", mientras que Juncker precisó que es "prematuro" especular sobre otro programa.

En Atenas, el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis descartó la idea de inmediato. "No sé quién dijo eso, o quien presentó todo este debate, incluso utilizando cifras específicas. Es algo muy alejado de la verdad", comentó la tarde del miércoles.


El pasado lunes, el ministro de economía de España, Luis de Guindos dijo que se negociaba un tercer paquete financiero, aunque el ministro dijo después que ese tercer rescate era "hipotético".

De Guindos dijo más tarde que Grecia necesitará un nuevo programa o acuerdo si no quiere volver a entrar al financiamiento de mercados para junio. Ha dicho que Grecia podría necesitar hasta 50 mil millones de euros (56 mil millones de dólares) en asistencia futura.

Grecia está presionando a sus acreedores a que reduzcan la carga de deudas
a términos de repago más generosos que eliminen de manera efectiva una porción de la deuda.

Varoufakis dijo que cree que los acreedores tienen una postura más estricta con su gobierno que con la previa administración conservadora en Grecia y otros países rescatados de la eurozona.

"Los poderes de Europa han decidido que este gobierno necesita ser tratado con menor indulgencia que los demás. En mi opinión esto es una elección política. Espero que esto sea una aberración y que este gobierno tenga la flexibilidad que merece dado nuestro compromiso para reformar a Grecia", afirmó.