Economía

Mercurio, un gran negocio en declive

Hace un año, el kilo de mercurio se podía vender en poco más
de mil pesos en el mercado nacional; sin embargo, actualmente
su precio fluctúa entre los 500 y 600 pesos, afirman empresarios mineros de Querétaro.
Francisco Flores
13 abril 2014 23:8 Última actualización 14 abril 2014 5:0
mercurio

Extracción de mercurio va a la baja en municipios de Querétaro./(Cuartoscuro)

QUERÉTARO.- La mina La Barranca tiene una profundidad de 200 metros. Los mineros se abren paso con martillos neumáticos o sus herramientas sencillas y una vez extraído el material —roca sólida— lo procesan en la trituradora y después en el patio se prepara y se lleva al horno, donde se calienta a una temperatura de alrededor de 400 grados, para que se condensen los gases, se enfríe y se vuelva líquido el mercurio.

Marín Torres Herrera, empresario que arrienda y explota la veta de mercurio en esta mina, explica que él forma parte de una cooperativa de pequeños mineros de San Joaquín y Cadereyta. La Barranca es una mina irregular pero que está en proceso de formalizar la concesión.

“Originalmente –comenta– aquí invertimos como un millón y medio de pesos, que no lo hemos alcanzado a recuperar; sin embargo, a pesar de que ahorita el panorama no es muy halagador, seguimos con la esperanza de que se pueda llegar a descubrir alguna veta que nos reintegre la inversión, porque hay veces que se reduce mucho la falla, el hilo del metal y hay que seguir explorando para ver si vuelve abrirse el mineral, a veces tenemos suerte, a veces no.

“Hace un año estaba siendo muy buen negocio, actualmente se ha bajado a un 50 por ciento el valor que nos pagaban hace un año, entonces ahorita la gente ya se está desanimando, porque de mil pesos, mil 100 que andaba, ahorita anda entre 500 y 600 pesos el kilo en el mercado nacional.

“En las situaciones que se trabaja, ahora cuando mucho salen entre 80 y 100 kilos a la semana, apenas está significando 55 mil pesos de ingreso por venta, ahorita salimos en rojo en esta situación que estamos trabajando, pero siempre con la esperanza de que en corto plazo se mejoren las cosas y vuelvan las utilidades.”

El mercurio, dice, generalmente se le vende a un intermediario local, que a su vez lo comercializan con otros intermediarios de mayor rango que exportan el material a Sudamérica; en su caso se ha vendido a una empresa peruana.

Respecto al futuro cierre de minas de mercurio, comenta que cuenta con otras concesiones de oro, plata y zinc, que están tratando de regularizar y lograr acuerdos con los ejidos.

Por su parte, Mauricio Cabrera Paulín, jefe de área de Comercio Interior de la Sedesu, recuerda que según el tratado de Minamata, una vez ratificado por el Senado, se van a poder continuar trabajando las minas de mercurio durante sólo 15 años. Por eso se está invitando a la gente a que trabaje otro tipo de minerales, como el oro, la plata, el cobre y el plomo.