Economía

Barclays  prevé baja en proyección del PIB por sector servicios

El economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, informó que si el sector servicios crece por debajo al 0.6 por ciento, se corre el riesgo que la economía mexicana siga a paso lento hasta el tercer trimestre.
Clara Zepeda
20 agosto 2014 11:35 Última actualización 20 agosto 2014 12:7
Bancos

Barclays. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El riesgo de que la economía mexicana crezca abajo de 2.5 por ciento este año podría aumentar si el sector servicios continuó deprimido en el segundo trimestre, pronosticó Barclays México.

En la antesala de que el INEGI revele este jueves el crecimiento al segundo trimestre del año, Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays México, describió que el sector servicios podría crecer 1.0 por ciento en el segundo semestre con respecto al primero.

Sin embargo, si el dato sale por debajo, cercano a 0.6 por ciento, se corre el riesgo que la economía mexicana siga a paso lento hasta el tercer trimestre, por lo que podría revisar su perspectiva de crecimiento a la baja, que actualmente se ubica en 2.5 por ciento.

La estimación de Barclays para el crecimiento al segundo trimestre es de 3.6 por ciento.

Durante la mesa redonda “Perspectivas macroeconómicas tras la aprobación de la reforma energética”, el economista anunció que para el 2015 prevé un crecimiento de 3.7 por ciento. Sin embargo, el equipo de análisis de Barclays México pondrá en consideración si el país tiene los elementos internos para alcanzar dicha tasa, ya que el consumidor no muestra un mayor optimismo.

"Quizás se esté observando un efecto fiscal de segundo orden; es decir, con efectos más pronunciados en el bolsillo de los agentes económicos", describió Oviedo.

El economista en jefe de Barclays afirmó que todas las reformas aprobadas sirvieron para vestir a la energética, la cual, si todo sale como lo proyectado podría traerle a México un crecimiento de hasta 4 por ciento en el mediano plazo.

Y es que los demás cambios estructurales se quedaron cortos y necesitarán adecuaciones más adelante, dijo a medios de información.

"Ahora bien, para que la reforma energética sea rentable, es necesario que la implementación sea la adecuada, que las alianzas que ya existen logren las metas y que los proyectos rindan satisfactoriamente".

Cumpliendo lo anterior, con la Ronda Cero y Uno, se aceleraría la inversión un 65 por ciento en términos reales, al pasar de 27 mil millones a 45 mil millones de dólares en el periodo de 2015-2020.

Cuestionado sobre de cuánto sería el daño si las reformas no cumplen con lo prometido, Marco Oviedo garantizó que la petrolera podrá cumplir con los objetivos.

"Pero en caso que algo salga mal, no preveo una crisis financiera, pero sí un letargo en el crecimiento económico, que mantendrá al PIB rondando las mismas tasas que registra desde hace dos décadas, de 2.5 por ciento".


Recordó que el TLCAN tenía grandes expectativas de avances grandes y desilusionó, por lo que espera que no pase lo mismo en esta ovación.