Economía

Contrataciones en EU crecen más de lo previsto; desempleo y salarios bajan

Las nóminas no agrícolas se incrementaron en 252 mil el mes pasado y la tasa de desempleo se redujo en 0.2 puntos porcentuales, lo que muestra la solidez del mercado laboral y da más espacio para que la Fed suba sus tasas de interés este año.
Reuters
09 enero 2015 8:7 Última actualización 09 enero 2015 12:0
Empleo en EU

Empleo en EU. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El crecimiento del empleo en Estados Unidos aumentó con fuerza en diciembre y la tasa de desempleo cayó a un mínimo nivel en seis años y medio, pero los salarios bajaron.

Las nóminas no agrícolas subieron en 252 mil el mes pasado, tras una revisión al alza de 353 mil en noviembre, dijo el viernes el Departamento del Trabajo.

La tasa de desempleo bajó 0.2 puntos porcentuales, a 5.6 por ciento, en parte debido a personas que abandonaron la fuerza laboral.

Pero una caída de cinco centavos de las ganancias promedio por hora, que casi borraron el incremento de noviembre, restaron algo de brillo a un reporte de otro modo alentador.

Durante el último año, las ganancias subieron sólo 1.7 por ciento, la lectura de 12 meses más débil desde octubre de 2012.

Economistas dijeron que el dato respalda el argumento para que la Reserva Federal no tenga apuro en subir las tasas de interés.

"Nuevamente estamos viendo una situación en que la gente está siendo contratada, pero no estamos viendo los aumentos de salarios que a la Fed le gustaría ver", comentó Kate Warne, estratega de inversiones de Edwards Jones, en St. Louis.

En otro reporte, el Departamento de Comercio dijo que los inventarios mayoristas subieron 0.8 por ciento en noviembre, su mayor incremento en siete meses, y que las existencias de octubre fueron revisadas al alza.

Las acciones de Estados Unidos abrieron estables, pero luego cayeron, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían en la medida en que los operadores aplazan sus estimaciones para una posible alza de tasas de interés por parte del banco central estadounidense.

Algunos economistas dijeron que el dato debería hacer que la Fed, que ha mantenido los costos del crédito cerca de cero desde diciembre del 2008, aún se encamine a elevar las tasas más o menos a mediados de año.

Los mercados de futuros seguían apuntando a un incremento de tasas en septiembre, aunque aumentaban las posibilidades de que las autoridades de la Fed lo hicieran después de eso.

"Esta es probablemente una buena cifra para permitir que la Fed mantenga el curso en términos de ajustes de política (monetaria)", dijo el subdirector y estratega jefe de mercados de Cantor Fitzgerald en Nueva York, Peter Cecchini.

PARTICIPACIÓN LABORAL

Diciembre marcó el undécimo mes consecutivo de aumento de las nóminas por sobre 200 mil, la racha más larga desde 1994. En el 2014, la economía generó 2.95 millones de nuevos empleos, la cifra más alta para cualquier año desde 1999.

En general, el dato sugiere que la economía está posicionada para un crecimiento sólido este año, pese a la debilidad en algunas economías en el exterior.

En octubre y noviembre fueron creados un total de 50 mil empleos más a lo que se creía originalmente, lo que se sumó al carácter mayormente alentador del reporte.

Una amplia medida de desempleo que incluye a personas que quieren trabajar pero que ya han dejado de buscar empleo, y a aquellas que trabajan a media jornada debido a que no pueden encontrar un trabajo a tiempo completo, bajó dos décimas porcentuales, a 11.2 por ciento, el menor nivel desde 2008.

La cantidad de desempleados por largo tiempo siguió bajando en diciembre. Casi dos tercios del declive en el nivel de desempleo del año pasado correspondió a personas que llevaban desocupadas largo tiempo.

Pero la tasa de participación en la fuerza laboral, el porcentaje de la población en edad de trabajar que tiene un empleo o busca uno, volvió al mínimo de 36 años de 62.7 por ciento que había alcanzado en septiembre.

El aumento del empleo en diciembre se registró en todos los sectores. Los trabajos en construcción subieron en 48 mil, el mayor incremento desde enero de 2014, mientras que los manufactureros agregaron 17 mil puestos de trabajo.

El empleo en el Gobierno subió en 12 mil puestos de trabajo.

La semana promedio de trabajo se mantuvo estable en 34.6 horas, un máximo nivel en seis años y medio.