Economía

Menor restricción
de dólares, en beneficio de grandes empresas

La eliminación de la restricción a los bancos nacionales para recibir dólares beneficiaría principalmente a tiendas de autoservicio, esto debido a que éstas tienen operaciones en ambos países.
Jeanette Leyva
28 agosto 2014 0:37 Última actualización 28 agosto 2014 5:0
Etiquetas
Atención en ventanilla de Banorte. (Arturo Monroy)

Las empresas que depositen en bancos dólares en efectivo deberán acreditar sus negocios. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La eliminación de la restricción para que los bancos reciban dólares por parte de las empresas que tengan como clientes dependerá de que justifiquen debidamente que tienen negocios y están registrados ante el fisco también en Estados Unidos.

De acuerdo con fuentes del sector bancario, esta propuesta que actualmente se analiza en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) puede beneficiar, por ejemplo a grandes cadenas de autoservicios, que tienen operaciones en ambos países, y que puede cumplir con todos los requisitos que se diseñaron, empresas o negocios de menor tamaño será difícil puedan hacer operaciones ilimitadas en dólares.


Además, recordaron que así como hay una restricción con la llamada ley antilavado para hacer operaciones en efectivo en pesos, también comentaron que el primer paso, era precisamente que la Secretaria de Hacienda subiera la propuesta a la Cofemer el pasado 25 de agosto, hecho que sucedió.

El segundo paso es que la reforma se publique este viernes 29 o el próximo lunes 1 de septiembre, debido a que en la discusión participaron representantes de la Asociación de Bancos de México (ABM), quienes han estado al tanto de las propuestas de cambios.

Al mismo tiempo las autoridades mexicanas han mantenido acercamientos con el Departamento del Tesoro y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, “quienes ven con buenos ojos el proyecto”, y en estos días precisamente, coincide con la visita del presidente Enrique Peña a ese país, funcionarios de Hacienda se encuentran en Washington para reunirse con las autoridades estadounidenses y coordinar la medida, según explicaron fuentes consultadas. La reforma es una instrucción directa del presidente Peña, agregaron.