Economía

Mejoras en diésel y gasolina, antes de 2018: Pemex

La petrolera tiene que tener el mejor producto no solo en precio, sino también en calidad para poder competir en el nuevo mercado, dijo Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex.
Sergio Meana
19 septiembre 2014 11:57 Última actualización 19 septiembre 2014 11:57
Gasolina con degradado

Gasolina con degradado.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las nuevas plantas que produzcan diésel ultra bajo en azufre (UBA) necesitan estar listas antes del año 2018 cuando se permita la libre importación de combustibles, si es que Pemex quiere ser una empresa que venda el combustible a las empresas extranjeras que llegarán a México, aseguró Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex ante diputados.

“A partir de 2018 se permitirá la libre importación de hidrocarburos y Pemex tiene que tener el mejor producto no solo en precio, sino también en calidad para poder competir en el nuevo mercado”, advirtió Lozoya Austin.

Las seis refinerías empezarán la construcción de sus plantas en octubre para lo que fue requerido una inversión de dos mil 800 millones de dólares.


“La inversión como se mencionó y se acaba de anunciar con la presencia del secretario de Energía es de dos mil 800 dólares en plantas de UBA en Tula, Salamanca, Ciudad Madero, Salina Cruz y Minatitlán. Asimismo ya se había concursado en Cadereyta por lo que a partir a partir de octubre se estarán construyendo estas seis plantas de UBA”, dijo Lozoya.

En cuanto a la plantas que necesitan un tren de coquización Tula, Salamanca y Salina Cruz se calculó una inversión entre los 12 mil y 13 mil millones de dólares para que estas refinerías puedan aumentar el porcentaje producido de gasolinas, diésel, turbosina y disminuir el de combustóleo.

“Tula, Salamanca y Salina Cruz todavía no tienen una planta coquizadora por lo que producen más combustóleo en relación a aquellas que si tienen una planta coquizadora que permiten transformar combustóleo en gasolinas.