Economía

Sólo 20% de médicos cobran con tarjetas

La recién reformada Ley del ISR establece que los pagos por servicios médicos serán deducibles sólo si fueron hechos con tarjeta o cheque, pero sólo cerca de 20 por ciento de los médicos en el país cuenta con terminales punto de venta.
Dainzú Patiño
15 abril 2015 22:34 Última actualización 16 abril 2015 5:5
Médico de Guanajuato. Foto: Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG).

El sector médico en el país no cuenta con la tecnología para hacer cobros vía tarjeta de débito o crédito. (Foto: SSG)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sector médico en el país no tiene la capacidad al 100 por ciento para el cobro de honorarios con tarjetas de crédito y débito, tal y como lo estipula la recién reformada Ley del ISR, la cual señala que los pagos de servicios médicos y dentales con efectivo no serán deducibles.

La autoridad fiscal no ha brindado alguna información sobre el cobro con tarjetas y las implicaciones que tiene para el paciente. Generalmente los médicos particulares no cuentan con terminal, porque lo ven poco conveniente, señaló en entrevista Eduardo Nuche, presidente de la Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor.

De acuerdo a estimaciones de esta Asociación, sólo el 20 por ciento de los médicos cuenta con terminal punto de venta.


No obstante, la necesidad de usar estas terminales crece en el sector, considerando esta disposición, además de que los pacientes cada vez pagan menos con efectivo, señaló por su parte Alfredo Covarrubias, secretario general de la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor.

Nuche consideró que los pacientes no están bien informados de la falta de deducibilidad al pagar en efectivo y tampoco los médicos, pero confió en que la misma obligación irá desplazando la solicitud de servicios para quienes no acepten pagos con tarjetas, cheques nominativos o transferencias.

En foros de redes sociales, usuarios comentaron que pagaron estos servicios en efectivo durante 2014 y se les expidió su comprobante sin restricción o advertancia.