Economía

Medición de pobreza
en Estados Unidos
sería incorrecta

La medición oficial de la pobreza en Estados Unidos, que establece el porcentaje de afroamericanos que cayeron por debajo de esa línea en 2014, podría haberse elaborado incorrectamente, pues no tomó en cuenta diversos beneficios sociales.
Bloomberg
01 agosto 2016 23:44 Última actualización 02 agosto 2016 5:5
afroamericanos

Según la medición oficial de pobreza de EU, el 36 por ciento de los afroamericanos menores de 18 años cayeron debajo de la línea de pobreza en 2014. (Bloomberg)

Cuando Donald Trump dice que casi cuatro de cada diez jóvenes negros estadounidenses viven en la pobreza, técnicamente tiene razón. Según la medición oficial de pobreza de EU, el 36 por ciento de los afroamericanos menores de 18 años cayeron debajo de la línea de pobreza en 2014. El problema con ese dato es que la línea oficial de pobreza es una medición imperfecta.

No considera beneficios como vales para alimentación y créditos impositivos, por lo cual, a diferencia de la medición adicional de pobreza más reciente, no puede dar cuenta del hecho de que los ingresos percibidos por tener hijos bajan la tasa de pobreza en 3.1 puntos porcentuales y que los vales para alimentación la reducen en 1.5 puntos porcentuales.


“Lo que hacemos para combatir la pobreza sí ayuda a reducir la pobreza”, dijo Gregory Acs, director del Income and Benefits Policy Center del Urban Institute, que recientemente publicó un análisis sobre la pobreza en Estados Unidos. “Simplemente no la estamos midiendo bien”.

Si bien ninguna medición empírica puede ilustrar realmente la realidad cotidiana de ser pobre, el menor número de niños pobres registrado en la medición adicional de la pobreza es, por supuesto, una buena noticia.
Sin embargo, esta contabilización más precisa tiene su lado oscuro: al incluirse los costos de atención médica que salen de su bolsillo, más ancianos estadounidenses quedan clasificados como pobres.

Datos del censo de 2014, indican que el 10 por ciento de los mayores de 65 años quedaron debajo de la medición oficial de la pobreza. La cifra se elevó a 14.4 por ciento con la medición suplementaria.