Economía

Negociaciones de la deuda argentina se posponen para mañana

El abogado Daniel Pollack, mediador en el caso de la deuda de Argentina, informó que el inicio de la ronda de discusiones encaminadas a resolver este conflicto se pospuso de hoy para mañana debido a que la delegación sudamericana "no podía llegar a tiempo".
Reuters
23 julio 2014 18:30 Última actualización 23 julio 2014 18:40
Daniel Pollack

El abogado y mediador Daniel Pollack pospuso inicio de negociaciones con Argentina y sus acreedores. (Reuters)

NUEVA YORK.- Daniel Pollack, el abogado y mediador designado por una corte para la disputa entre Argentina y los acreedores, informó que tuvo que postergar para mañana el inicio de una ronda de reuniones para mañana debido a que la delegación de Buenos Aires "no podía llegar a tiempo".

El abogado neoyorkino había programado un encuentro para hoy después de que un juez estadounidense ordenó reuniones continuas hasta alcanzar un acuerdo que evite la cesasión de pagos de la tercera mayor economía de América Latina.

Pero Pollack informó hoy que la reunión prevista "no podría realizarse y tendría que ser aplazada debido a que los argentinos dijeron que no podrían llegar a tiempo" a Nueva York. Más tarde informó que la reunión quedó programada para el jueves a las 16 horas.


Argentina tiene hasta el 30 de julio para llegar a un acuerdo con los llamados 'holdouts', quienes lograron un fallo a favor para que se les pague el total de los bonos incumplidos, en lugar de sólo una parte.

Si no hay un acuerdo, el país enfrenta un segundo default, tras la enorme cesación de pagos por 100 mil millones de dólares de 2001-2002 que está en el origen del conflicto.

El gobierno hizo un depósito millonario a fines de junio para abonar un vencimiento a acreedores reestructurados, pero el pago fue bloqueado por el fallo estadounidense y esos fondos ahora se hallan en un limbo legal.

En un discurso por la tarde del miércoles, la presidenta argentina Cristina Fernández se refirió al caso manteniendo su dura postura frente a los fondos de cobertura que demandaron al país.

"¿Saben por qué no vamos a entrar en default? Porque en default entran los que no pagan, y Argentina pagó. Así que van a tener que inventar un nombre nuevo", señaló en la inauguración de una fábrica de motocicletas de Yamaha Motors en la provincia de Buenos Aires.

"Vamos a seguir hablando. Vamos a ir cuantas veces sea necesario adonde tengamos que ir. Pero con nuestras razones, que no son caprichos en absoluto", añadió.

Las autoridades del país demandan que la justicia de Estados Unidos reponga una medida cautelar que permita el pago a sus bonistas como condición para negociar con los 'holdouts'. Pero el juez de distrito Thomas Griesa ha dicho que ello no es necesario para llevar adelante las conversaciones.

Argentina ha sido empujada al borde del incumplimiento por las decisiones judiciales que le ordenan pagar bonos por valor mil 330 millones de dólares más intereses a los acreedores que no acudieron a las reestructuraciones de 2005 y 2010.