Economía

Manufactura británica registra crecimiento más acelerado en más de 2 años

10 febrero 2014 5:3 Última actualización 01 julio 2013 10:35

[Bloomberg / Archivo] 


 
Reuters


LONDRES, 1 jul.- El sector manufacturero británico registró su crecimiento más fuerte en más de 2 años en junio y los nuevos pedidos a fábricas subieron aún más rápido, en una nueva señal de fuerza en la economía justo cuando el Banco de Inglaterra recibe a un nuevo gobernador.
 
El índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) Markit/CIPS trepó a 52.5 frente a una cifra revisada al alza de 51.5 en mayo, mostraron datos el lunes, superando los pronósticos de analistas de un registro de 51.5.
 
El índice está ahora en su nivel más alto desde mayo de 2011, y el nivel medio en el período de marzo a junio representó el crecimiento más fuerte en la manufactura desde el segundo trimestre de 2011, cuando la economía británica estaba en expansión.
 
Rob Dobson, economista senior de Markit, dijo que el sondeo sugiere que la producción fabril subió alrededor de 0.5% en segundo trimestre.
 
Después de señales de fortaleza en los servicios y una estabilización de la construcción, también señala un crecimiento económico general en el trimestre de por lo menos 0,5% comparado al período de enero a marzo, dijo Dobson.
 
"El panorama a corto plazo de la producción también permanece optimista", agregó el economista.
 
"Entonces parece cada vez más improbable que los responsables del Banco de Inglaterra elijan hacer más compras de activos en su reunión prevista más adelante en la semana", dijo Dobson.
 
Mark Carney, que inicia sus funciones como nuevo gobernador del banco central británico a partir del lunes, buscará acelerar la salida de Gran Bretaña de casi 2 años de estancamiento económico. Sin embargo, no se esperan medidas en su primera reunión al frente de la entidad, que culmina el jueves.
 
Los componentes del PMI de producción manufacturera y negocios nuevos mostraron su mayor fuerza desde los primeros meses de 2011, al tiempo que el apetito de bienes británicos creció en el país y el exterior, Europa incluida. Algunas firmas dijeron que las mejores condiciones meteorológicas también ayudaron.