Economía

Una nueva generación de magnates chinos quiere dominar Wall Street

Fundado por el exdirector gerente de Goldman Sachs Group, el fondo de cobertura de crédito Westfield Investment, es parte de las firmas de gestión de activos que están ampliando la presencia asiática en los mercados estadounidenses.
Bloomberg
09 mayo 2017 0:27 Última actualización 09 mayo 2017 5:5
wall street

wall street

Cuando un nuevo fondo de cobertura abrió en Nueva Jersey, pocos habrían adivinado de dónde provenía gran parte de su financiamiento: del multimillonario chino Cai Kui.

El fondo de cobertura de crédito, Westfield Investment, fue fundado por el exdirector gerente de Goldman Sachs Group Inc. Renyuan Gao y administraba 139 millones de dólares en enero. Es parte de una nueva generación de firmas de gestión de activos que están ampliando la presencia de China en Wall Street conforme el dinero de la segunda mayor economía del mundo fluye a Estados Unidos.

Nombres famosos de China están entre los que se instalan en los Estados Unidos. Chen Feng, que controla la línea aérea y el conglomerado de hoteles de HNA Group, abrió una firma de gestión de carteras estadounidense. China Vanke Co., el segundo mayor desarrollador de viviendas de la parte continental, adquirió de manera indirecta una gran participación en una administradora.

Alrededor de 324 firmas con vínculos financieros con el continente y Hong Kong se habían registrado en EU hasta el año pasado, más del doble de la cifra reportada en 2012.

Aprovechan la ola de capital que salió de China por la preocupación respecto de la deuda de los bancos, una burbuja inmobiliaria y el yuan, que cayó aproximadamente 11 por ciento frente al dólar en los últimos dos años. La fuga de divisas se reflejó en los datos de la balanza de pagos, donde las salidas de capitales se triplicaron de 70 mil millones de dólares en 2014 a 220 mil mdd el año pasado, según Derek Scissors, economista del American Enterprise Institute especializado en China.

“Hay mucho dinero chino flotando por los EU en este momento”, dijo Scissors, economista del American Enterprise Institute, especializado en China.



La migración se produce en medio de una serie de compras chinas de compañías estadounidenses, que incluyen firmas financieras como Cowen Group Inc. de Nueva York y la Bolsa de Valores de Chicago. Chongqing Casin Enterprise Group lideró la compra de la bolsa, fundada en 1882. La operación fue revisada por un panel de Estados Unidos por motivos de seguridad nacional y finalmente se aprobó en diciembre.

En otra operación con connotaciones políticas, una filial del Grupo HNA de Chen acordó en enero comprar una participación en la firma de Anthony Scaramucci SkyBridge Capital, un fondo de fondos de cobertura de Nueva York. El anuncio se produjo después de informes de que a Scaramucci se le había ofrecido un cargo de primer nivel en la Casa Blanca, lo que dio lugar a versiones de que los motivos de HNA eran en parte políticos.

Scaramucci, cuyo cargo en la Casa Blanca nunca se concretó, negó que HNA buscara tener influencia en el gobierno de Trump.

La inscripción de empresas vinculadas a China en la SEC no ha sido objeto de tan minucioso control. La SEC comenzó a exigir que los fondos de cobertura y las firmas de adquisiciones se registraran en el organismo en 2012 como consecuencia de la Ley Dodd-Frank.

Alrededor del 30 por ciento de las empresas chinas que se inscribieron en 2016 son administradoras de activos hechas y derechas. El resto se presentó como asesores exentos que operan en los Estados Unidos de manera más limitada.

"No hace falta mucho para registrarse en los Estados Unidos", dijo Michael McCormack, asesor de marketing financiero que se especializa en el sector de gestión de activos de China. "En especial cuando se compara con los meses o años que se tarda en registrarse como gestor de carteras en China".