Economía

Lucha anticorrupción y reformas, fórmula para que México crezca: FMI

Un reporte del Fondo Monetario Internacional advierte que, a pesar de que México está reaccionando de forma positiva a las relaciones del TLCAN, principalmente con EU, a largo plazo puede haber efectos adversos si no se cuidan varios aspectos. 
Leticia Hernández
25 julio 2017 21:22 Última actualización 25 julio 2017 22:36
TLCAN

TLCAN

La plena ejecución del programa de reforma estructural del gobierno mexicano, incluidas las medidas de lucha contra la corrupción, estimularía el potencial de crecimiento de la economía, apunta Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental, en sus perspectivas sobre América Latina publicadas en el blog del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A corto plazo, la economía mexicana da muestras de adaptarse positivamente a la relación bilateral con Estados Unidos, pero en el futuro los efectos de la política monetaria restrictiva podría moderar el consumo y la inversión privada continuará afectada, señala Werner.

La incertidumbre seguirá frenando la inversión privada en vista de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que empezará a fines de agosto", dice el funcionario del FMI.

Advierte que las estimaciones de crecimiento de Estados Unidos, el principal destino de las exportaciones mexicanas, se revisaron a la baja por parte del FMI, ubicándolas en 2.1 por ciento para este año y para el próximo, dado que ya no se espera que la política fiscal genere un impulso expansivo durante el presente año.

Pese a esa corrección a la baja de las perspectivas en Estados Unidos, el organismo internacional revisó al alza las perspectivas para Canadá, las cuales aumentaron de 1.9 por ciento a 2.5 por ciento en 2017, debido al fortalecimiento general de la demanda interna, los estímulos del sector inmobiliario, el repunte de la inversión en el sector de petróleo y gas, y la contribución al consumo del programa de Canada Child Benefit.

AMÉRICA LATINA, CON CRECIMIENTO 'SOMBRÍO' A LARGO PLAZO

La recuperación de América Latina es a paso lento y las perspectivas de un crecimiento sólido a largo plazo parecen más sombrías que hace unos años, con un estancamiento en el PIB per cápita que refleja la escasa productividad en la región, advirtió el FMI.

Si bien, en 2017, América Latina podrá recuperar 1 por ciento en su economía y en 2018 se espera acelere su paso a 1.9 por ciento -por la recuperación de la recesión en países como Argentina y Brasil-, a mediano plazo las expectativas sobre el crecimiento en la región son las de aproximadamente 1.6 por ciento en términos de PIB per cápita.

“Es la misma cifra de crecimiento registrada por la región en los últimos 25 años y muy inferior a las tasas del grupo de economías emergentes y en desarrollo de un promedio de 2.6 por ciento, y bastante lejos de las tasas de crecimiento de China”, señala el documento escrito por Alejandro Werner.

"El que América Latina crezca a tasas iguales a las de economías avanzadas pero que eso no se refleje en sus niveles de ingreso, además de la escasa contribución de la productividad al crecimiento general, hace que se cuestione la sostenibilidad del crecimiento", explica en el artículo.

Las prioridades como región deben incluir mejorar la calidad de la infraestructura y la educación, facilitar la participación de la mujer en la fuerza laboral; reforzar la gestión de gobierno y el Estado de Derecho para controlar la corrupción, que está frenando la inversión en algunos países.

También recomienda profundizar la integración comercial y financiera a fin de crear economías de escala que darían impulso al crecimiento.

: