Economía
entrevista
Fernanda Garza, presidenta de la Cámara Internacional de Comercio en México

Los grandes retos
que prevalecen

La presidenta de la Cámara Internacional de Comercio en México, mencionó que algunos de los factores que merman la competitividad en el país son los elevados costos de combustibles y energía eléctrica, así como la inseguridad y corrupción.
Dainzú Patiño
27 marzo 2014 23:25 Última actualización 28 marzo 2014 5:0
Etiquetas
Fernanda Garza

(Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para aprovechar realmente la entrada de México al TPP y generar efectos positivos en la economía, aún hay grandes retos en los que deben trabajar la iniciativa privada, el gobierno y las instituciones educativas.

__¿Cuál es la principal área de oportunidad de México frente al TPP?
___La integración de las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) como proveedoras de las compañías instaladas en México.

Hay oportunidades en todos los sectores: automotor, aeroespacial, agricultura, moda. Cada vez las empresas trabajan su logística de producción bajo esquemas “Justo a Tiempo” y contar con proveedores nacionales, reduciría ampliamente los tiempos para el traslado de mercancías; pues en promedio el viaje de suministros provenientes de China contempla cuatro semanas y en México los tiempos no rebasan los tres días.

___¿Qué factores inhiben la competitividad de las empresas dedicadas al comercio exterior?
___ La principal barrera son los tiempos y procesos en aduanas, además de la falta de capacitación de personal para el manejo de mercancías. Otros factores por los que se pierde competitividad son los altos costos por el pago de combustibles y energía eléctrica.

Los puertos están saturados, falta oferta e infraestructura para el transporte. Otros temas, no menos importantes y con altos costos, son la inseguridad y la corrupción.

__¿Cómo ven al país en el exterior luego de las reformas?
___Con buenos ojos, se tiene una perspectiva positiva. Sin embargo, no se debe dejar pasar mucho tiempo para la publicación de las leyes secundarias, pues se perdería el interés de los países por invertir en México, que son atraídos también por la ubicación geográfica estratégica y sus tratados comerciales.