Economía
entrevista
Alberto Gómez Alcalá, Presidente Ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM)

“Los bancos tienen apetito y capital para prestar, pero falta demanda”

Para Alberto Gómez Alcalá, los bancos del país cuentan con el capital y apetito para dar préstamos, pero su demanda ha sido baja debido a la falta de proyectos, aunque afirmó que el panorama mejorará cuando aterricen las reformas estructurales
y el número de éstos crezca. 
Jeanette Leyva
05 abril 2015 23:24 Última actualización 06 abril 2015 5:5
Alberto Gómez

Las metas de crecimiento económico podrán ser alcanzadas al término del sexenio, afirmpo Gómez Alcalá. (Eladio Ortiz)

El gobierno federal tiene diversas maneras de hacer ajustes al gasto público sin que sea traumático para la plantilla laboral y para diversos programas sociales.

Alberto Gómez Alcalá, presidente Ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM), consideró que el plan del gobierno federal de hacer una reingeniería en el gasto público, primero con la puesta en marcha de un recorte presupuestal y segundo con un presupuesto base cero envían señales de confianza de que se mantendrá la estabilidad macroeconómica.

Por ello, aseguró que el sector bancario se encuentra tranquilo y con la expectativa de que las metas de crecimiento del crédito se podrán alcanzar al cierre de este sexenio.

En entrevista con El Financiero, el también director de Estudios Económicos del Grupo Financiero Banamex, indicó que la sociedad está ya consciente de que México dejó de ser una economía petrolizada.

___Con los datos del primer trimestre del año, ¿cómo se anticipa que será el desempeño para el resto de 2015?
___ Lo que nosotros estamos viendo este año, por diversas razones quitando las que tiene que ver con el petróleo, es que la economía va a tener un mejor desempeño tanto por fuentes internas como externas.

En Estados Unidos se está consolidando la recuperación, estas son buenas noticias porque van a fortalecer toda la industria exportadora de México y de alguna manera son los primeros rubros que estamos viendo de las primeras lecturas del año.

Por el otro lado, el consumo interno lo vemos mejor, que tiene que ver con el poder adquisitivo de las familias y sentimos que se va a fortalecer este año en comparación con el pasado y aquí viene desde un proceso de generación de empleo, que la construcción ya está reportando y además ya no tenemos los impactos fiscales del año pasado y lo que está pasando con la gasolina es que hay una mayor capacidad de consumo en los hogares mexicanos y esto también se ve en datos de la ANTAD, esta tendencia van a mantenerse este año y el siguiente.

___ ¿Ven problemas tras el recorte, principalmente por el alza de los precios del petróleo y depreciación del peso?
___ El gran cambio, lo que hemos visto en el precio del petróleo y aquí México cabe recordar que ya no es una economía petrolizada, exportamos petróleo pero importamos petrolíferos, hace una especie de balanza comercial exclusivamente ligada al precio del petróleo, ya no somos tan superavitarios como solíamos ser, digamos estamos en una situación de balance.

La sociedad esta consciente de que el escenario petrolero se deterioró y que ese deterioro va a seguir por un tiempo prolongado y que por lo mismo preventivamente, pero de una manera decidida es necesario adecuar las finanzas públicas a ese menor precio del petróleo y es un doble anuncio, por un lado el recorte en el gasto y por otro lado la reingeniería de ese mismo gasto es muy importante, son dos señales muy importantes.

Primero porque fortalece el alto grado que tiene México de disciplina fiscal y macroeconómica. Segundo porque la adecuación al menor precio del petróleo se va a hacer vía ajuste al gasto público y no vía impuestos o vía deuda pública. Tercero están haciendo algo que no se había visto por muchos años que es una revisión de los programas de gasto para asegurarse que estén cumpliendo sus objetivos y que sean eficientes.

Son tres cambios asociados a las finanzas públicas que nos permiten estar tranquilos a pesar de los bajos precios del petróleo.

___ En 2016 el gobierno federal busca proteger la situación macroeconómica con un presupuesto base cero, ¿temen inestabilidad política por reducción de plazas de gobierno?
___ Es una combinación de varios factores la pregunta. Si uno ve lo que representa la nómina del gasto total del sector público no es el componente más grande, lo cual no quiere decir que no se hagan ejercicios deficientes de este lado, pero realmente hay muchas maneras de ir haciendo el ajuste en el gasto público sin que sea traumático para la plantilla laboral y para diversos programas.

Yo creo que aquí lo importante es primero ser eficiente en el gasto público y segundo explorar algunas formas de participación del sector público con el privado que pueden sustituir que antes eran exclusivamente de participación pública. Creo que es una gran oportunidad y tenemos varios ejemplos de ese tipo de asociaciones público privada y a lo mejor es el momento para acelerarlas y se tenga que hacer que fluya de una manera mucho más rápida.

Pemex como cualquier empresa tendrá que hacer ajustes de la mejor manera posible y habrá algunos costos asociados a esa transición, pero no estamos del todo preocupados.

___ ¿Anticipan problemas en cuánto al crédito, que éste se restrinja el próximo año?
___ Alcanzar el 40 por ciento del crédito como proporción del PIB al final del sexenio es una meta ambiciosa, pero vamos cumpliéndola; yo sí soy optimista y sí creo que vamos a alcanzar esos niveles del 40 por ciento hacia el 2018.

Esto porque todavía no tenemos todos los frutos del paquete de las reformas estructurales, en particular de la energética e independiente del precio del petróleo creo que de cualquier manera van a traer los flujos de inversión todo lo que tiene que ver con la industria eléctrica, infraestructura, conductos, entre otros y eso se tiene que hacer independientemente del precio porque hay toda una gama que independientemente de éste son rentables y esos resultados vienen de nuevos proyectos y generan derrama económica para la población y con ello el crédito fluye.

___ Un eventual aumento de las tasas de la Fed y con ello un incremento de las tasas en México, ¿encarecerá el crédito el próximo año?
___ Es una noticia que parece mala, pero está escondiendo una buena, porque la economía americana ya está restableciéndose y ya está creciendo porque ha mostrado sus canales autónomos de crecimiento, ya no necesita el estímulo, esa es la mejor noticia que podamos tener porque somos un socio comercial muy importante, somos una potencia exportadora y todo esto está pasando porque ya se está recuperando la economía estadounidense y ya se está dinamizando, esa es una gran noticia.

Si bien, eso implica que las tasas de interés sean más altas, pues bueno es un ajuste que en otras ocasiones hemos visto. Lo que debemos subrayar es que tenemos la mejor noticia de que nuestro principal mercado y socio ya tiene la capacidad para dinamizarse por medios propios.

___ ¿El sector bancario está libre de problemas, hay alertas a la vista?
___ No. La mayoría de los indicadores están en la dirección que queremos ver, por parte del crédito nosotros sentimos que los bancos tienen el apetito y el capital para prestar, pero nos ha faltado esa mayor demanda porque nos han faltado los proyectos, por eso el crecimiento no ha sido tan alto.

Nosotros creemos que en la medida que los proyectos despierten, las reformas estructurales despierten, los bancos estarán en posición de satisfacerlas.

Tenemos la mejor noticia de que nuestro principal mercado y socio ya tiene la capacidad para dinamizarse por medios propios