Economía

¿Por qué Londres se puede apagar con el 'Brexit'?

El brillo de las ciudades no es eterno, y como ejemplos están Venecia o Filadelfia. Si el Reino Unido sale de la Unión Europea, Londres podría ser duramente afectada, y aquí te explicamos las razones.
Bloomberg
24 febrero 2016 10:35 Última actualización 24 febrero 2016 11:29
londres me

Gran Bretaña debate su salida de la Unión Europea. (Bloomberg)

Las ciudades no brillan eternamente. Sólo hay que mirar a Venecia en el siglo XV, a Filadelfia en el siglo XVIII o incluso a Viena en el XIX.

Es una lección que algunos londinenses piensan que se está olvidando en el debate sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE).

Mientras los bancos, que sustentan la riqueza de Londres, han hecho sonar la alarma ante una salida de la UE, el hombre que dirige la ciudad se muestra en desacuerdo: el alcalde de Londres, Boris Johnson, ha manifestado públicamente su apoyo a una salida del Reino Unido del bloque, al igual que el aspirante a la sucesión de la alcaldía Zac Goldsmith.

No cabe duda de la preeminencia de Londres. Su economía de 650 mil millones representa casi un 25 por ciento de la producción total del Reino Unido y equivale a la de Argentina o Polonia.

El argumento de la campaña anti-UE es que su éxito como centro de negocios, financiero y de ideas es mundial y sólido, independientemente de las circunstancias.

“Estoy seguro de que los banqueros venecianos decían lo mismo”, dijo Christopher Cummings, responsable ejecutivo de TheCityUK, que hace campaña en representación del sector financiero. “Los icebergs se derriten por abajo y estas cosas pueden irse de las manos lentamente”.



MODELO DE ÉXITO

Los que se muestran a favor de quedarse en la UE advierten de una larga lista de riesgos para el modelo de negocio de Londres de haber un 'Brexit'.

Para empezar, no está claro si el régimen actual que permite a los bancos centralizados en Londres tener actividades en toda la Unión Europea podría continuar.

El sector financiero representa cerca del 17 por ciento de la economía de Londres. HSBC ha advertido que trasladaría empleos al otro lado del Canal de la Mancha si el Reino Unido abandona la UE.

El responsable de ING, Ralph Hamers, manifestó el viernes que su banco probablemente adoptaría una medida similar.

Para las empresas no financieras, dicen los 'eurófilos', un Londres que no forme parte del mercado único de 500 millones de personas sería un lugar menos atractivo.

El Reino Unido tendría que renegociar prácticamente todos los acuerdos comerciales y reestructurar completamente su política de inmigración.

En la actualidad la capital británica es una base para la economía europea más de lo que Nueva York es para América del Norte, según la consultora Deloitte. Londres acapara el 40 por ciento de las sedes centrales de empresas y casi el doble de trabajadores altamente cualificados que París, su competidor más cercano.

“En estos momentos es como ver a un atleta extraordinario ganando todas las carreras”, dijo Will Higham, director de campañas del grupo empresarial London First. “Habría que estudiar con mucho cuidado un cambio en el régimen de entrenamiento”.

VOTO REÑIDO

El Reino Unido decidirá si quiere permanecer en el bloque europeo en un referéndum convocado para el 23 de junio. Los sondeos de opinión indican que el resultado probablemente estará reñido, pese a que el primer ministro y la mayor parte de su gabinete están haciendo campaña para que los votantes opten por quedarse, al igual que casi todas las principales agrupaciones empresariales de lobby del país.

Según un sondeo publicado por YouGov Plc el mes pasado los londinenses estaban divididos entre un 55 por ciento que prefiere permanecer en la unión y un 45 por ciento que optará por marcharse, mostrando una tendencia más proeuropea en la capital que la media nacional.

Con cerca de 9 millones de habitantes, la población de Londres el año pasado sobrepasó el máximo anterior de 1939. Uno de cada ocho habitantes del Reino Unido vive en Londres y contribuye con más de una libra por cada cinco recaudadas en ingresos fiscales.

Gran parte de esto no depende de la permanencia en el bloque, dijo Richard Florida, teórico urbano y director de ciudades de Martin Prosperity Institute en Toronto.

Nadie puede soñar con competir con el estatus de Londres como “imán de talento en Europa. No hay otro lugar que se le acerque”, dijo por correo electrónico desde Florida. Junto con Nueva York, “es uno de los dos centros económicos del mundo”, una realidad que no se vería alterada significativamente fuera de la UE, dijo.

Una rápida mirada a los más de 2000 años de historia de Londres muestra que la ciudad ha vivido situaciones mucho más difíciles. Pero su fortaleza no es razón para jugar con el actual éxito de la ciudad, según Ben Rogers, director de Centre for London, un centro de estudios sobre el futuro de la capital británica.

“Londres ha emergido como la absoluta e inequívoca capital económica de Europa en los últimos 25 años”, dijo Rogers. “Hacer algo que pueda terminar con eso sería desconcertante”.

: